Jorge Rodríguez promete una estación de bus en la zona de Mesta

El candidato de La Vall Ens Uneix promete también acciones para mejorar el acceso de la ciudadanía al nuevo hospital

REDACCIÓN ALZIRA.

«Ya es hora de que podamos contar con una estación de autobuses digna, y pensamos que esta es la mejor ubicación». Así lo manifestaba ayer en la explanada adyacente a la rotonda de Mesta el alcalde de Ontinyent y candidato de La Vall Ens Uneix a las elecciones municipales, Jorge Rodríguez. Así, se creará esta estación de autobús para hacer más cómoda y atractiva la opción del transporte público interurbano, y se trabajará para incrementar las frecuencias y destinos de las líneas con parada en Ontinyent. Su ubicación, en el entorno de la explanada donde tradicionalmente se ubica el circo, permitirá seguir utilizando este espacio como parking «pero además tendremos una estación de autobuses perfectamente comunicada, en pleno barrio de Sant Josep y a pocos metros de uno de los accesos a la ciudad desde la ronda sur. Además, trabajaremos para incrementar las frecuencias y destinos de las líneas con parada en Ontinyent», manifestaba.

El alcalde también avanzaba las acciones que se van a tomar para facilitar el acceso de la ciudadanía al nuevo hospital, «puesto que está relativamente cerca del casco urbano pero hace falta que la comunicación sea lo más fácil posible». Así el hospital tendrá una parada de bus urbano y se habilitará una ruta de acceso para bicicletas y peatones desde el casco urbano que aprovechará la pasarela recientemente adecuada en la rotonda de Torrefiel y el camino que conduce hasta el IES la Estación, al que se dará continuidad de manera cómoda y segura.

Otra propuesta destacada de La Vall Ens Uneix en materia de sostenibilidad es la puesta en marcha de un proyecto piloto de 'free-floating', bicicletas eléctricas para su uso dentro de la ciudad. Jorge Rodríguez explicaba que se trata de un sistema de bicis eléctricas geolocalizadas a través de una APP, que permitirá recoger y dejar las bicicletas allá donde resulte más cómodo a las personas usuarias. El proyecto se iniciará con un número reducido, de entre 20 y 30 bicicletas, para testar su funcionamiento. Igualmente, se completará la conexión ciclista y de peatones entre los polígonos industriales de la ciudad y el núcleo residencial y se creará itinerarios seguros para ciclistas y peatones en los principales caminos del diseminado. Para los peatones también se crearán nuevos circuitos de paseo saludable a partir de la actual Ruta del colesterol y del paseo de Benarrai.