El Hospital de La Ribera se queda sin espacio para los vehículos de los pacientes del centro

Situación del aparcamiento del Hospital de La Ribera en la tarde de ayer. / sofía sánchez
Situación del aparcamiento del Hospital de La Ribera en la tarde de ayer. / sofía sánchez

El aparcamiento del recinto sanitario está colapsado después de que dos tercios del mismo se haya reservado para el personal

SOFÍA SÁNCHEZ ALZIRA.

Conseguir estacionar en el Hospital de La Ribera se ha vuelto misión imposible para los pacientes y usuarios. La Generalitat recuperó en el mes de abril el control del centro hospitalario más importante de la comarca y una de las primeras decisiones fue la de modificar el uso del aparcamiento del Hospital. Dos tercios de este espacio, los correspondientes la zona cubierta, pasaron a ser de uso exclusivo del personal trabajador. Como consecuencia, los pacientes tan solo pueden utilizar el aparcamiento exterior, situado junto a la entrada de urgencias.

Esta reorganización ha provocado que en las últimas semanas se hayan producido situación constante de retenciones y atascos, tanto en la zona de estacionamiento como en la carreteras de acceso al Hospital, una vía muy transitada ya que se trata de una de las entradas principales a Alzira.

LAS PROVINCIAS ha podido comprobar el estado del aparcamiento del hospital alcireño y muchos de los pacientes han manifestado a este periódico las dificultades que tienen para poder acudir a sus visitas médicas. «Aparcar aquí es imposible desde hace semanas. La cola es interminable por las mañanas y perjudica el tráfico en la carretera», comenta un paciente que espera en el aparcamiento a que su pareja lo recoja.

El Hospital de La Ribera es el único centro hospitalario de las comarcas de La Ribera Alta y Baixa, por lo que muchos pacientes se ven forzados a acudir a sus citas en coche. «Aquí ya no se puede aparcar en ninguna parte, es preferible que te lleve alguien. A mí me ha traído mi sobrina, pero ahora ella no puede recogerme y tengo que esperar más de una hora hasta que llegue el autobús de vuelta», comenta un paciente de l'Alcúdia en la sala de espera.

La situación de colapso existente no solo ha provocado inconvenientes a los pacientes y trabajadores del hospital, sino que afecta al transporte público, que tiene dificultades para poder cumplir con sus horarios, una situación de la que ha alertado el PP de Alzira en un comunicado. El PP reclama soluciones a la Generalitat y al Ayuntamiento de Alzira. «Se otorgó una tarjeta de parking sin coste alguno a todos los trabajadores, sin constatar previamente si los mismos tenían al menos carnet de conducir», ha afirmado el Partido Popular en un comunicado.

Algunos trabajadores «indirectos» del hospital se han visto muy perjudicados por la caótica situación del aparcamiento. Es el caso del vendedor de lotería que desempeña, a diario, su labor en la recepción del hospital. «Para mí la han fastidiado mucho», declara el trabajador a este periódico. «Ya no me atrevo a venir a mi puesto de trabajo en coche porque por las mañanas está siendo imposible encontrar sitio para aparcar», añade. La situación de colapso podría empeorará en los meses estivales, cuando las ciudades costeras dependientes de este hospital multiplican su población (en el caso de Cullera llega a tener diez veces más habitantes).

Más

Fotos

Vídeos