Un 80% menos de heces caninas

El introductor del uso del ADN para la persecución de las deposiciones callejeras caninas y exconcejal setabense Enrique Perigüell ha conseguido que 1.065 vecinos de Nules sometan a sus perros a esta prueba. Lo que, teniendo en cuenta que la ratio española indica que un 10% de los vecinos posee perro, significa que ha logrado censar al 90% de los animales de la localidad. La implantación del registro censal canino municipal del ADN supuso una reducción del 80% del número de deposiciones perrunas en las calles de Xàtiva, según publica Mediterráneo. Cabe suponer que porque alguien se lo ha dicho.

Morella reivindica a los Borja. El mundo al revés. El Ayuntamiento de Xàtiva cierra el 'Espai Borja', primer intento municipal de reivindicar la memoria de los valencianos más universales, y, en cambio, el de Morella dedica la VIII edición del festival Early Music -el papanatismo no se resiente con la altitud- a «esta influyente familia valenciana que detentó un gran poder e influencia en todos los ámbitos». ¿Qué dijimos en esta sección que tendría que estar conmemorando ya el consistorio setabense? Lo que también se recordará en Els Ports: Los 500 años de la muerte de Lucrecia (1480-1519), hija del setabense Alejandro VI y sobrina segunda del no menos paisano Calixto III.

Otro 'Santa Clara'. Burriana se encuentra ahora como se encontró Xàtiva en 2001 cuando las clarisas anunciaron el abandono de Santa Clara. Ante la duda de qué pasará con el convento que los Padres Carmelitas Descalzos tiene previsto abandonar en verano. El motivo es común a todo el orbe cristiano: la falta de vocaciones. Los tres frailes que quedan en el cenobio fundado hace 123 años serán derivados a Castellón o Valencia.

Feminismo municipalizado. El título de la jornada de trabajo que el colectivo Les Sòriques celebró en el castillo de Xàtiva -'Per la municipalització de les polítiques feministes'- estaba mal. Xateba, organizadora del acto, no cayó en la cuenta de que municipalizar es convertir en municipal un servicio prestado por una empresa privada. O sí lo era. En cuyo caso significaría que, en realidad, lo que persiguen Mar Vicent y cía es hacer realidad lo que decía Francesc Pujols de otro colectivo en uno de sus más conocidos desvaríos. Que llegue un día en que las feministas lo tengan todo pagado por el simple hecho de serlo. Y, por tanto, desaparezca la norma de cualquier concurso público: igualdad, mérito, capacidad y publicidad. En vías de lograrlo están, después de haber conseguido que el consistorio les ceda un edificio entero, La Ferroviaria, para ellas solas.

El incidente del velón quedó atrás. El acto del sábado significó la vuelta de las feministas setabenses al castillo después de que el Consell de les Dones acordara descolgar en mayo de 2018 un gran telón morado en la muralla de este monumento nacional. Un agresión al patrimonio histórico que provocó un choque en el seno del pacto de Sant Domènec al ordenar la concejala de Turismo Mariola Sanchis (PSPV) la inmediata retirada de la tela, en contra la concejala de Igualdad, Francesca Chapí, impulsora de la acción a sabiendas de que era ilegal y había sido expresamente desautorizada por la Conselleria de Cultura.

Castellanas por un día. El cambio de disposición de actitud entre ambas partes fue este sábado tan grande que Les Sòriques, un colectivo fundado en 2016 que agrupa a mujeres y organizaciones de La Ribera, La Costera y La Vall d'Albaida, tuvieron la alcazaba a su entera disposición. Almorzaron en la terraza de la plaza de armas en mesas preparadas al efecto y celebraron las reuniones de trabajo en el salón de los escudos. Por cierto, ¿'sòriques' viene de sor (hermana), de sora (rubia, rojiza) o de otra palabra que en nuestra infinita ignorancia desconocemos?

Ojo con los paneles informativos. La idea de teatralizar las visitas escolares al paraje de la Cova Negra está muy bien. Aquí acertó de lleno la cesante Pilar Gimeno. Lo que ya no constituyó un acierto completo fue la fotografía promocional. ¿A quién se le ocurre mostrar al guía-actor disfrazado de neandertal esgrimiendo una porra con la que parecía que iba a golpear uno de los paneles explicativos que se han colocado en el Estret de les Aigües? Eso falta. Que les den ideas a los incívicos que no han dejado un solo cartel intacto, por ejemplo, en el Bellveret.

Juegos en castillos y museos. Lo que se está poniendo en práctica en diversos museos y recintos históricos de la Comunidad es otro tipo de dramatización. Una empresa organiza un periplo monumental cuyo principal atractivo consiste en resolver crímenes y misterios ocurridos en dichos recintos. Se trata de unas experiencias nocturnas donde se combina el turismo con la intriga. En el castillo de Benissanó, uno de los lugares donde se realizan este tipo de actividades, los participantes en la aventura han de resolver el caso de las ánimas; en el monasterio de la Valldigna, declarado por el entonces presidente Camps «templo espiritual, histórico y cultural del antiguo Reino de Valencia», así como «símbolo de la grandeza del pueblo valenciano reconocido como nacionalidad histórica», han de averiguar quién cometió el crimen de la Font Major; en el Museo de Ciencias Naturales han de aclarar cómo se robó una pieza secreta o dormir con dinosaurios, a elegir, y en el de Historia de Valencia identificar al autor de un asesinato.

Más contratados, más impuestos. El Consorcio de Residuos V-5 va a invertir 531.200 euros en una nueva base logística, con oficinas y vestuarios para los empleados. Su presidente, Roger Cerdà, ha informado de que esta nueva instalación promovida por esa galaxia en constante expansión que es el COR va a crear «puestos de trabajo directos e indirectos». Un dato que no tiene por qué hacer especialmente feliz al contribuyente. Consciente como es de que los va a terminar pagar él en forma de incremento de la tasa de basuras.

Anuncios tipo plasma. Todo se pega. El candidato a la reelección por el PSPV Cerdà Boluda grabó el otro día un microvideo como los de la candidata popular María José Pla. ¿Que por que decimos como él de Pla? Por la forma y por el fondo. El formato es muy simple. El protagonista, Roger Cerdà en este caso, se coloca ante la cámara. Dice lo que quiere comunicar. Y a otra cosa, mariposa. En los años en que Rajoy no admitía preguntas de la prensa y ésta se tenía que limitar a seguir sus comparecencias por un televisor conectado para la ocasión, los periodistas de Madrid las denominaban de plasma.

El PP hurga en la herida de la UPV. El PP ha continuado hurgando en las heridas y llagas que presenta la ejecutoria del actual alcalde tras casi cuatro años de gobierno. La más cruel ha sido la de preguntarle «dónde tienen que ir a matricularse [los interesados] en estudiar en la Universidad Politécnica (UPV) que volvió a Xàtiva en 2016, según declaraciones de Roger Cerdà».

El orden altera el producto. Si cuatro ojos ven más que dos, imagínense 4.000. No sólo las baldosas de la balconada del Palau d'Alarcó fueron recolocadas incorrectamente tras la restauración dirigida por la arquitecta Cristina Grau. La apertura del real monasterio de Santa Clara ha permitido descubrir a las personas que han acudido a conocer su interior algo que ya era visible cuando todavía era de clausura. Y es que una de las baldosas del templo está mal puesta y rompe el cuadrado que debería formar.