El Gobierno actúa en Llutxent para frenar la erosión del terreno tras el incendio

REDACCIÓN ALZIRA.

El Gobierno central, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha finalizado los trabajos de restauración hidrológico-forestal y medioambiental de las zonas afectadas por el incendio de Llutxent, registrado en agosto del pasado año y que dañó gran parte de la zona forestal de este municipio, según ha informado este departamento.

Asimismo, ha destacado que estos trabajos han sido ejecutados por vía de emergencia con el fin de lograr la recuperación de los términos municipales afectados por el fuego, que afectó a una superficie de 3.146,50 hectáreas de las localidades de Llutxent, Pinet, Quatretonda, Barx, Gandia, Ador y Rótova.

El ministerio ha indicado que el objetivo de esta actuación de emergencia es «minimizar la pérdida de suelo, estabilizar el terreno y contener los procesos erosivos que tienen lugar con posterioridad en las zonas incendiadas, especialmente, tras las habituales tormentas torrenciales de finales de verano en la zona».

Los trabajos de restauración han supuesto una inversión de 750.000 euros. Con esta actuación se ha pretendido también potenciar la recuperación de la cobertura vegetal y reducir el riesgo de plagas forestales mediante tratamientos silvícolas, así como contribuir a reparar y mejorar la red de pistas forestales afectadas.

Las obras de restauración han incluido la reconstrucción de muretes de mampostería, la instalación de pequeños diques de corrección en cauces torrenciales, la plantación de especies propias del monte mediterráneo y la adecuación de la red viaria, ha precisado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Esta actuación se suma a otras que se van a llevar a cabo en los próximos meses con ayuda de la Conselleria de Agricultura ya que el viernes pasado se aprobaron las bases para adjudicar las subvenciones para la restauración agroforestal en la zona de la Vall d'Albaida y de la Safor afectada por el fuego.