Los Reyes Magos también se casan

Momento en que se produjo la pedida de mano./Ayuntamiento de Carlet
Momento en que se produjo la pedida de mano. / Ayuntamiento de Carlet

La petición de mano de «Gaspar» a su novia al acabar la cabalgata genera polémica en Carlet

MANUEL GARCÍACARLET

Lo ocurrido el pasado sábado al finalizar el recorrido de la tradicional cabalgata de los Reyes Magos en Carlet aún sigue dando que hablar en la ciudad. Y no se trata de que se produjera alguna manifestación desafortunada como la ocurrida en otros municipios. En el teatro Giner, al finalizar el recorrido de la siempre ilusionante cabalgata, el joven que hacía las veces de rey Gaspar, con sus compañeros Melchor y Baltasar como improvisados testigos, pidió la presencia de su novia en el estrado y, tras hincar la rodilla en el suelo, le entregó un anillo y le pidió matrimonio, a lo que la sorprendida joven aceptó en medio del aplauso de los presentes.

El concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Carlet, Josep Mur, ha explicado a LAS PROVINCIAS que el joven, un vecino de la ciudad de alrededor de 28 años «y muy conocido en el pueblo, me llamó y me pidió permiso para pedirle matrimonio a su novia. Yo le dije que tenía que hablar con los organizadores de la cabalgata, los juniors y los scouts, que no le pusieron ningún problema». El hecho ha generado un gran número de comentarios en las redes sociales por parte de vecinos que consideran que no era el momento para celebrar la pedida de mano. El edil, por su parte, no quiso darle mayor importancia y lo calificó de un hecho «anecdótico y sin mayor importancia que apenas duró un minuto. En vez de darle un regalo le dio un anillo». Acusó al Partido Popular de estar detrás de la corriente crítica que se ha generado ante lo ocurrido: «Si esto es todo lo que nos tienen que echar en cara, no vamos mal», afirmó. En algunas redes sociales se han producido encendidas discusiones entre los partidarios de que el hecho es inapropiado y quienes no quisieron concederle mayor importancia

Desde el Partido Popular, su portavoz, Laura Sáez, manifestó que esta petición de mano «está fuera de lugar, pero nos queremos mantener al margen porque estamos hablando de un acto para niños y no queremos politizarlo».

 

Fotos

Vídeos