'Fallers pel món' desembarcará este año en Andorra acompañado de 2.500 personas

Representación fallera el año pasado en Salamanca. / alfonso rovira
Representación fallera el año pasado en Salamanca. / alfonso rovira

La asociación presentará junto a la Diputación un proyecto europeo para llevar la fiesta a diferentes ciudades del continente

A. TALAVERA

alzira. «Nos dimos cuenta de que las Fallas eran menos conocidas fuera de la Comunitat de lo que los valencianos creíamos», explica cómo surgió la idea de crear 'Fallers pel món' su presidente, José Enrique Amores. Así el objetivo de esta organización conformada hace siete años por falleros de la Ribera es dar a conocer esta fiesta fuera del territorio valenciano, con todas sus tradiciones y también la lengua.

Este año 'Fallers pel món' viaja fuera de nuestras fronteras a Andorra, un paso previo para el gran proyecto que está empezando a gestarse. «Este año la Diputación se ha puesto en contacto con nosotros para mostrarnos su apoyo y además vamos a presentar un proyecto europeo para exportarlo a otras ciudades ya que se necesita ayuda de la administración porque el montaje y organización son complicados», comenta el presidente.

Así se espera que las próximas ediciones las Fallas se puedan disfrutar en ciudades europeas consiguiendo que la máxima fiesta valenciana consiga un mayor reconocimiento. «Es una satisfacción para nosotros porque esto significa que lo hemos hecho bien, además de conseguir que las Fallas sean más conocidas», apunta Amores.

Satisfacción también es que en cada ciudad que han visitado los 'Fallers pel món' la gente ha pedido que vuelvan al año siguiente. «Tiene una acogida espectacular, siempre nos preguntan cuándo vamos a repetir», señala el presidente de la asociación. Muestra de que todo el despliegue que realizan cada fin de semana de la conocida como segunda Pascua vale la pena. Sin embargo, cada año visitan un lugar distinto, ya que la idea es acercar la fiesta a más público.

Este año la celebración fallera coincide con las elecciones generales y autonómicas lo que ha provocado que sean menos los falleros que acudan a Andorra. Aún así se han apuntado unas 2.500 personas, una delegación amplia para disfrutar del turismo y de las Fallas durante tres días, del 26 al 28 de abril.

El primer día escolares de la ciudad visitarán los monumentos ya que se plantan dos, una 'estoreta' para que se conozca el origen de la fiesta y un monumento grande obra del artista carcaixentí Pepe Benavent. Por la tarde los falleros visitarán centros sociales y centros comerciales vestidos con los trajes típicos. Por la noche habrá cena y la plantà oficial.

El sábado 27 llegan la mayoría de falleros provenientes de diferentes puntos de la Comunitat y se realiza un pasacalles y una Crida desde el balcón del Ayuntamiento. Después de comer, se realiza la Ofrenda a la Mare de Déu dels Desemparats ya que trasladan una imagen de la Virgen y por la noche hay discomóvil y castillo de fuegos artificiales.

El domingo, el día comienza con una despertà y sobre las once se realiza un desfile de Moros y Cristianos para dar a conocer otra de las fiestas valencianas. A las dos, la tradicional mascletà antes de servir la no menos conocida paella. Para concluir estas Fallas especiales, a partir de las ocho y media comienza la cremà de la 'estoreta' y del monumento.