El equipo médico del Hospital de la Ribera completa un trasplante de ganglios

ENRIC ORTIZALZIRA.

El equipo médico del Hospital de la Ribera ha realizado un transplante de ganglios y tejidos del cuello de una paciente que padecía linfedema a causa de un cáncer de mama.

Un linfedema es una inflamación de las extremidades superiores a causa de la obstrucción del sistema circulatorio linfáctico, una dolencia que causa a menudo que sea complicado mover la extremidad afectada.

Esta patología está muy asociada al cáncer de mama, especialmente en pacientes que han sufrido una mastectomía, debido que en esta intervención se extirpan los ganglios linfáticos axilares, necesarios para la circulación linfática en el brazo.

José Mallent, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del hospital, ha destacado la complicación de la intervención que ha durado 5 horas. Esta operación consiste en el injerto de ganglios linfáticos, venas y arterias para que actúen como bomba de circulación del sistema linfático, que al hacer una buena función reduce la inflamación.