Enfermeras, con chaleco para no ser molestadas

REDACCIÓN.

Las profesionales de enfermería del Hospital de Ontinyent visten un chaleco especial mientras están preparando medicación para advertir a los pacientes y sus familiares de que no deben ser interrumpidos, con el objetivo de evitar duplicidades y errores debidos a distracciones. Los chalecos son de tipo reflectante y llevan en lugar visible la inscripción 'No interrumpir, estamos preparando y administrando medicación. Gracias'. Con esta medida se quiere alcanzar un mayor grado de seguridad de los profesionales durante el tiempo de preparación y dispensación de medicación para las personas que están atendiendo. La medida tiene como objetivo evitar las interrupciones que sufre la enfermería durante este tiempo evitando así duplicidades y errores debidos a distracciones.