Empresarios y PSPV critican los requisitos de ayudas a polígonos

Piden a la conselleria que modifique su orden que excluye a los municipios que recibieron subvenciones en 2017 pese a ser estas mayores

REDACCIÓN

Diversos representantes del PSPV de la Ribera Alta y la Ribera Baixa mantuvieron una reunión con los representantes de las asociaciones de empresarios de Alzira, Almussafes, Sollana y Algemesí. En la citada reunión también estuvo presente Diego Romá, gerente de la Federación de Polígonos Industriales de la Comunitat Valenciana.

Tanto los empresarios como los representantes socialistas manifestaron en el transcurso de la reunión su «profundo malestar» por los requisitos marcados en la reciente convocatoria de ayudas a los Polígonos Industriales realizada por la Conselleria de Economía Sostenible, a través del IVACE.

En concreto, la orden dictada por Conselleria excluye de estas ayudas a los municipios que fueron subvencionados en la convocatoria del año pasado, pero sí permite acceder a estas ayudas a los municipios que recibieron estas mismas subvenciones en 2017, con la particularidad de que el pasado año la cantidad máxima a subvencionar era de 200.000 euros por área industrial, mientras que en 2017 no existió dicho límite.

En la práctica, ello ha supuesto que por ejemplo Almussafes, que el año pasado recibió 200.000 euros de ayuda, este año no pueda optar a estas subvenciones, mientras que algún municipio de l'Alcoià llegó a recibir en 2017 una subvención de siete millones de euros y, sin embargo, sí que podrá optar a las ayudas de este año.

Esta situación «supone un auténtico agravio comparativo entre municipios y perjudica a muchísimas zonas industriales de forma totalmente arbitraria y sin criterio técnico alguno», explicó Toni González, alcalde de la localidad de Almussafes y secretario de Industria 4.0 del PSPV.

Ante esta situación, «pedimos al conseller Rafael Climent responsablidad y que escuche tanto a los Ayuntamientos perjudicados como a los empresarios. Disponer de unas zonas industriales en las mejores condiciones posibles es primordial para que las empresas puedan seguir creando riqueza y empleo, y debemos ser más justos y rigurosos a la hora de repartir los recursos que son de todos, con el objetivo de no caer en errores del pasado y distribuir las ayudas de forma equitativa y siempre en base a criterios técnicos», concluyó Toni González.

En la reunión también estuvieron presentes Romina Moya, gerente de APPI, Neus Garrigues, secretaria general del PSPV de la Ribera Alta, Vico Valero, presidente de APPI, Marta Trenzano, secretaria de Infraestructuras del PSPV, Raúl Tudela, presidente de AE Alzira, Juan Carlos Ferragud, presidente de EMPAL, Palma Egido, secretaria de Industria del PSPV de la Ribera Alta, Javier Sanchís, vicepresidente de AE Alzira y Adrián Palmero, gerente de EMPAL.

En el transcurso de la reunión también se trataron otras cuestiones, como las necesidades en materia de infraestructuras, que pasarían por mejorar los accesos a las áreas industriales, liberar el peaje de la AP7 y dotarla de nuevos accesos, finalizar la instalación de banda ancha en los puntos que faltan, realizar el apeadero de la línea C2 a su paso por la factoría Ford y trabajar en la urgente necesidad de disponer de suelo industrial de iniciativa pública.