La Diputación invierte 130.000 euros en mejoras en un colegio de Xàtiva

Un momento de la visita al centro. / lp
Un momento de la visita al centro. / lp

La inversión de la institución provincial permite que el CEIP Taquígrafo Martí pueda tener ascensor y mejorar su eficiencia energética

REDACCIÓN XÀTIVA.

El colegio de Educación Infantil y Primaria Taquígrafo Martí de Xàtiva cuenta ya, tras más de 20 años de su construcción, con un ascensor. Esta actuación, junto a otras para aumentar la eficiencia energética del edificio, ha sido posible gracias a los 130.000 euros de inversión de la Diputación de Valencia.

El diputado de Carreteras e Infraestructura, Pablo Seguí, ha visitado el centro, acompañado por el alcalde, Roger Cerdà; la concejala de Educación, Amor Amorós, y otros miembros del equipo de gobierno, para conocer el resultado de las obras de mejora de las condiciones de habitabilidad y eficiencia del centro. La actuación ha sido financiados en su integridad por la Diputación, a través del Plan Municipal de Mantenimiento de Escuelas en centros de Educación Infantil y Primaria.

Seguí ha manifestado que «estas obras son resultado de un plan que en los ejercicios 2017 y 2018 ha supuesto una inversión de 15 millones de euros, repartidos en 90 actuaciones por toda la provincia. Es una muestra de la colaboración que desde la Diputación prestamos a otras instituciones, como por ejemplo a la Conselleria de Educación, para la mejora de la calidad de los servicios para nuestros ciudadanos». Seguí ha explicado que «consideramos que los ayuntamientos somos mayores de edad para decidir dónde debemos dirigir nuestras inversiones». El diputado ha recordado que «la Diputación de Valencia ha invertido en Xàtiva el doble que la legislatura pasada. Esto es una enorme satisfacción para los que nos creemos el municipalismo y se está viendo en los servicios y en las calles de Xàtiva».

Por su parte, el alcalde Roger Cerdà ha incidido en que «además de las actuaciones en eficiencia energética, se ha actuado en un aspecto fundamental como era la instalación de un ascensor para mejorar la accesibilidad del centro. Cuando se construyó este colegio, hace más de 20 años, se previó que hubiera un ascensor pero no se había puesto nunca hasta ahora, gracias a la subvención de la Diputación».

Finalmente, la concejala de Educación, Amor Amorós ha insistido en que «es importantísimo que las instalaciones educativas estén en perfectas condiciones, porque nuestros niños y niñas se merecen lo mejor. Como ciudad educadora, estamos trabajando para que toda la ciudad sea capaz de poner en el centro a los niños y niñas».

Amarós aseguraba que insistirán para que «este tipo de actuaciones, tan necesarias, se puedan llevar a cabo en todos los centros educativos y además, trabajar para que, a nivel local, las infraestructuras educativas tengan más vida, más allá de la actividad escolar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos