Fin a 44 días de sequía en Xàtiva

Xateba y la nueva concejala de Igualdad aclararon las «impertinencias»./
Xateba y la nueva concejala de Igualdad aclararon las «impertinencias».

El Bellveret

La poca lluvia caída a última hora del domingo sobre la parte Este de Xàtiva (0,4 mm.) puso fin a un periodo de 44 días de sequía. El récord de los últimos cinco años continúa estando por tanto en los 58 días de sequedad que finalizaron el pasado 19 de marzo para que la fiesta fallera no fuera completa. La precipitación registrada el domingo fue, de todos modos, tan escasa que en el observatorio sito en la terraza de la Casa de la Ciudad sólo cayeron 0,2 mm. y uno más en el de Hostals. Lo que no hizo esta agua ni la recogida estos días fue modificar las diferencias existentes entre unos pluviómetros y otros situados dentro de la misma Xàtiva, pues mientras en el observatorio que J. Doménech Prats posee en las proximidades de la plaza de toros se han contabilizado 236.2 mm en lo que llevamos de año, en el del Ayuntamiento se han acumulado 253,6 mm y en el de Hostals, 295,8.

La turronería clásica de Xàtiva se traslada. La noticia comercial de la semana es que la turronería Jijonenca, de la nieta de Elías Carbonell, se traslada al local donde estuvo El Iaio, el restaurante de comida para llevar, tienda selecta y bocatería creado en su día por La Abuela. Una pancarta así lo anuncia. Fundada en Xixona en 1931, localidad donde la firma continúa fabricando sus turrones artesanos, Jijonenca no tardó en abrir despacho en la Alameda. Avenida donde permaneció durante décadas hasta que se trasladó a la plaza de la Bassa, 30, por lo que éste de la calle de la Reina, 21 es su tercer emplazamiento en Xàtiva.

Las clarisas ceden la Santa Faz. Lo que el obispo de Orihuela-Alicante Jesús Murgui ha conseguido de las clarisas no consta que lo intentara el arzobispo de Valencia Agustín García-Gasco Vicente cuando la falta de vocaciones obligó a las religiosas de esta orden a abandonar el real monasterio de Santa Clara de Xàtiva en 2001. Aunque el proceso para que las monjas de la Sangre, una comunidad perteneciente a la orden de las Agustinas, se hagan cargo del monasterio de la Santa Faz aún no ha concluido en el Vaticano, el traslado de las once integrantes del primer cenobio de clausura femenino instalado en Alicante en el siglo XVI cubrirán el vacío dejado por las clarisas y se responsabilizarán de la custodia de la reliquia se llevó a cabo días atrás.

Cuando las barbas del vecino... El exalcalde de Villena entre 2011 y 2015 prestará declaración como imputado en un presunto delito de prevaricación cometido al impedir, al igual que Roger Cerdà, la celebración de festejos taurinos en el coso de propiedad municipal. La diferencia respecto a Xàtiva estriba en que la Fundación del Toro de Lidia, promotora de la querella, había obtenido con anterioridad tres resoluciones judiciales favorables, que Esquembre, considerado el primer alcalde ecologista de España, se había negado a cumplir. Con más altanería que Cerdà: «Nos estuvimos negando por motivos culturales», pero idéntica excusa: «Cuando se construyó la plaza no se introdujeron las medidas de seguridad necesarias». La remodelación del coso villenense en 2011 fue promovida por el PP, entonces en el poder, y supuso una inversión de 11 millones, aportados en este caso, que no en el de Xàtiva, por la Generalitat.

Un burdel demolido en el siglo XVII. A finales del siglo XVII, un agustino, Agustín Pasqual, natural de Guadassuar y prior del convento de Xàtiva, convenció a los jurados de que tenían que derribar el burdel, cuando en Valencia llegó a haber toda una «pobla de fembres pecadrius» fundada por el rey Jaime II el Justo. La cuestión es que la propuesta fue incluida en el orden del día del pleno y nada más ser votada favorablemente por los jurados, el Savonarola local se asomó a la ventana y animó a las personas que esperaban en la calle el resultado de la votación provistos de picos y palas a actuar en consecuencia. Lo cuenta el historiador Mariano González Baldoví en un artículo publicado años atrás, que nos ha venido a la memoria ahora que no es un fraile de hace más de 300 años sino una concejala de EU, Francesca Chapí, la que se muestra partidaria de «denunciar a los puteros».

Una alcaldada olvidada. Nada se sabe del lugar dónde estaba el prostíbulo que tanto escandalizaba a fray Agustín y que aquel mismo día fue reducido a escombros. Como nada sabía Xateba de la existencia de una casa de lenocinio «en el centro histórico» hasta que una de sus afiliadas lo comentó divertida en la tribuna de dicha asociación y fue la comidilla de la militancia feminista durante días. Lo que sí constituye un clásico del género es el vale que el responsable de la escuadra número 19 del Comité de Milicias y Defensa de la Ciudad de Toledo, un republicano de inconfundible origen andaluz, expidió el 21 de septiembre de 1936, aunque parezca extraído de 'La vaquilla'. Era valedero por «seis porvos con la Lola» y, como suele ocurrir en la mayoría de bonos, personal e «intransferible».

Una vuelta a la piscina de Bixquert. Algunos paisanos recordaban estos días, al hilo de esta reacción, cómo la presión de conocidas señoras de la sociedad local obligaron al primer abad mitrado de Xàtiva Juan Vayá Bonet, cuyos restos descansan en la cripta de la Seo desde el 26 de junio de 2015, a reclamar la separación de sexos en la piscina de Bixquert. Cosa que obligó a la propiedad a implantar un horario de baño partido. Hasta el toque del Ángelus sólo podían acceder a las instalaciones de la carretera de Genovés las mujeres. Hora, el mediodía para quien no lo sepa, en que las damas que no querían exponerse a miradas del sexo opuesto se tenían que marchar porque a partir de entonces también podían bañarse los chicos.

Un feminismo impertinente. La directiva de Xateba se entrevistó con la nueva concejala de Igualdad Lena Baraza para transmitirle su «preocupación por la inexistencia de la concejalía de las Mujeres e interesarse por el desarrollo de las políticas de igualdad». Xateba, que cayó sobre Roger Cerdà en cuanto se confirmó que el área iba a quedar lejos del alcance de Cesca Chapí, no dejaba de reconocer al informar del encuentro que procura ser «siempre positiva sin dejar de ser impertinente». Y concluía: «Es lo que tiene el feminismo».

Ribera desabanca a Velázquez. No es que «la 'Muchacha con pandero' de Ribera se impone a la 'Papisa' de Velázquez en Sotheby's», como titulaba la prensa nacional. Es que el retrato perdido que Diego Rodríguez de Silva y Velázquez realizó de la cuñada del papa Inocencio X, Olimpia Pamphili, no alcanzó los 3 millones que la galería de subastas londinense (2,1) esperaba obtener en la puja y, sin embargo, por el lienzo de nuestro paisano Josep de Ribera (Xàtiva, 1591-Nápoles, 1652) se pagaron 2,38 veces más.

La socarrada que cuadró a Punset. La incorporación de Carolina Punset a la nómina de asesores de Ximo Puig devuelve al primer plano el severo tirón de orejas que le pegó una setabense. Punset, portavoz de Cs en las Cortes valencianas en aquel entonces, aseguró en la sesión de investidura de Puig, celebrada el 30 de junio de 2015, que consideraba aldeano e inútil enseñar el valenciano. A lo que nuestra paisana, Neus González Alfonso, le contestó en una carta, que posteriormente circuló profusamente por la red, que haberse educado en valenciano no le había impedido sino todo lo contrario aprender cuatro idiomas y trabajar de traductora de francés e inglés en el consejo general de la ONU.

Temas

Xátiva