El PP no desvela quién sustituirá a Alfonso Rus

Vallas y muretes derribados por el viento./
Vallas y muretes derribados por el viento.

El órgano de expresión de los conservadores setabenses se ha limitado a reproducir la noticia de que se ha abierto el plazo para la remisión de las primeras propuestas de candidatos a alcaldes de municipios de más de 20.000 habitantes, entre los que, como es lógico, figuran Xàtiva y Ontinyent, sin indicar siquiera si será María José Pla Casanova quien recoja el testigo dejado por Alfonso Rus o habrá otros aspirantes. No tardaremos, de todos modos, en salir de dudas. El plazo de presentación de opositores al comité electoral provincial está a punto de expirar.

Invitada especial. Una cosa puede decirse de la visita de la concejala de Ibarra (Ecuador) Hilda Herrera a nuestro país con ocasión del XXV aniversario del Fons Valencià de la Solidaritat, entidad que está promoviendo diversos proyectos de colaboración en dicho municipio hispanoamericano. Fue cualquier cosa menos breve. La de días que estuvieron paseándola por Valencia, por Xàtiva, por Ontinyent.

Prohibido aparcar en toda la Alameda. El Ayuntamiento ha prohibido aparcar en la avenida de Selgas del 11 de diciembre al 8 de enero. Una medida tendente a facilitar la circulación durante la feria de Navidad, pero que quizá ha entrado en vigor un poco pronto. Esto de intervenir y alterar la circulación rodada es algo que este consistorio adopta siempre 'en jornet'. Luego pasa lo que denunciaba el domingo el PP: que en «el espacio recuperado para las personas» del real no había un alma la víspera por la noche ni nadie que volviera a poner las vallas y muretes derribados por el viento en su sitio.

Alcorques cegados con cemento. El tripartito que gobierna la ciudad de Valencia ha hecho una jaimitada que recuerda a otra que hizo el Pacte de Sant Domènec antes de la feria. La concejalía de Urbanismo reformó las dos principales calles del Canyamelar y El Cabanyal dotándolas de 87 alcorques de metro y medio de lado. Pero hete aquí que no avisó de esta mejora a la delegación de Parques y Jardines, que es la que ha de construir el sistema de riego y plantar los árboles. Y como ésta no tenía presupuestada la obra y tardará en tenerla, ha optado por cubrir los agujeros de cemento, como hizo el Ayuntamiento de Xàtiva en los alcorques huérfanos.

En Valencia no saben lo que pasa en Xàtiva. Lo mejor de todo es que la concejala del Partido Popular Lourdes Bernal ha declarado que es la primera vez que ve que se anule un alcorque con cemento. Retirarlo después, agregó, «supondrá un nuevo gasto». Señal de que no ha visitado Xàtiva ni sus compañeros de partido le han informado de cómo está el arbolado de la Alameda.

El cuidado de Sant Feliu. La biblioteca nos recuerda que la iglesia de Sant Feliu fue declarada monumento nacional el 4 de diciembre de 1930. Y esto nos trae a las mientes que las maltrechas pinturas murales fueron restauradas por el Instituto Valenciano de Restauración y Conservación, dirigido a la sazón por Carmen Pérez, cuando se desmontó el altar mayor para su repristinación. Pero quizá convendría no perderlas de vista, dada la umbría en la que se encuentra el templo la mitad del año.

 

Fotos

Vídeos