Denuncian los retrasos por la falta de profesionales en los juzgados de Ontinyent

Edificio del juzgado número 2 de Ontinyent. / b. gonzález
Edificio del juzgado número 2 de Ontinyent. / b. gonzález

Se han realizado mejoras en las instalaciones pero se sigue sin solucionar el problema de escasez de espacio y las esperas por la lejanía de servicios

A. TALAVERAALZIRA.

Son muchas las actuaciones pendientes en los juzgados de la Comunitat Valenciana para conseguir que este servicio básico luzca con una nueva cara, como la Conselleria ha nombrado su plan de infraestructuras.

Sin embargo, algunas de las acciones no solucionan los problemas reales de los juzgados. Es el caso de las dependencias judiciales de Ontinyent a la espera de que el proyecto del Palacio de Justicia se materialice, tras las idas y venidas, se han realizado mejoras en algunas de las instalaciones pero que desde los sindicatos señalan que no afrontan las necesidades reales.

Ontinyent cuenta con cuatro sedes judiciales ubicadas en cuatro edificios distintos. Pero más allá de la dispersión, un problema común, «el principal inconveniente es que los profesionales no están aquí y todo se dilata demasiado», explica el delegado del CSIF en Ontinyent, Bruno Antuña.

Los procesos se dilatan al tener que esperar la llegada de fiscales, forenses o abogados

Ni los abogados de oficio, ni los fiscales ni los forenses tienen sus oficinas en la capital de la Vall d'Albaida por lo que acuden desde Alzira, en el mejor de los casos, o desde Valencia. Esto supone «que todos los procesos se dilatan mucho por las esperas a que lleguen los profesionales», señalan desde CSIF.

Un hecho que provoca retrasos en los procedimientos y molestias a los ciudadanos que tienen que esperar horas para cualquier trámite. A esto se suma que la ciudad no cuenta con juzgado de lo Penal y antes los usuarios tenían que ir a Alzira para la celebración de juicios pero con su traslado a Valencia, los desplazamientos son todavía más largos y costosos.

Pero éste no es el único problema de la justicia en Ontinyent. La falta de espacio en cada una de las sedes es otra de las tónicas generales. Una falta de espacio que sobre todo afecta al juzgado de primera instancia e instrucción número 3 que se ocupa de los casos de violencia de género.

«Hay un miniespacio donde se celebran las vistas y es muy difícil conseguir que víctima y agresor no se vean, además de que solo caben dos personas y se satura de gente», comenta el responsable del sindicato.

Una situación que llegó a ser peor ya que antes estaba ubicado en un tercer piso y se tenían que esperar en la escalera ya que dentro no cabía más gente. Sin embargo, desde Justicia se han realizado algunas reformas para solucionar los problemas de las instalaciones aunque la falta de espacio y medios sigue sin tener una fecha de solución.

Y es que como en muchas otras ciudades, Ontinyent espera la construcción de un palacio de justicia que albergue todas las dependencias judiciales y acabe con todos estos problemas. Pero se trata de un proyecto de mayor envergadura que necesita de presupuesto y muchos trámites.

Por el momento, sigue en marcha el proceso de cesión de un edificio para albergar el futuro palacio de justicia. En junio se conoció que la antigua fábrica Eduardo Bernabeu se había presentado a este concurso por lo que siguen los trámite para su adquisición.

Más avanzado está el proceso para el futuro palacio de justicia en Xàtiva y aún así la licitación de la redacción del proyecto se prevé para enero. Así se reflejó en la última reunión mantenida entre la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, y el alcalde de la ciudad, Roger Cerdà.

En este caso el lugar escogido para ubicar las nuevas dependencias judiciales es el antiguo convento de Santa Clara que todavía está en proceso la cesión a Justicia al tener que adquirir unos locales contiguos el Ayuntamiento de Xàtiva. Se prevé que finalice este proceso antes de final de año.

En este caso, la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública tiene previsto invertir seis millones de euros en este proyecto que está incluido en el Plan de infraestructuras judiciales por el que se destinarán unos 200 millones de euros a la renovación, la adecuación y la construcción del parque de edificios judiciales de la Comunitat Valenciana.

Dentro de este plan también está contemplado el palacio de justicia de Alzira que será de nueva construcción y que en su caso ya cuenta con la redacción del proyecto básico. Sin embargo, también ha sufrido retrasos en los plazos acordados en un inicio y no será hasta el próximo año cuando se espera inicia las obras.

El de Alzira, con un presupuesto total de 14 millones de euros, es uno de los proyectos que se ha retomado en varias ocasiones sin que nunca llegue a ejecutarse pese a contar desde hace años con un solar cedido a la Conselleria.