Cullera sancionará con dureza a un vecino por dejar trastos en un parque infantil

El Ayuntamiento baraja establecer una multa de 450 euros, la máxima posible, y lamenta que no se trate de una acción aislada

REDACCIÓNALZIRA.

La Policía Local de Cullera ha localizado y sancionado a la persona que abandonó trastos en unos contenedores colindantes a un parque infantil del Faro. La cantidad de enseres esparcidos en la vía pública llegaron a invadir parte de la zona de recreo. Los hechos sucedieron el pasado sábado.

Esta acción incívica, que, según explicaron desde el Ayuntamiento, «lamentablemente no es aislada», colmó la paciencia del nuevo concejal de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos, Salva Tortajada, quien apremió a la Policía Local para que investigara los hechos, localizara a la persona responsable y aplicara la sanción correspondiente.

Tras las pesquisas efectuadas por el cuerpo policial, finalmente ayer se pudo llegar hasta la autora de los hechos, una vecina de la zona que al parecer, por comodidad propia, había decidido dejar los trastos en el contenedor más próximo al domicilio.

Muebles, cajas, palés y hasta un colchón se acumulaban en plena vía pública pese a que Cullera cuenta con un servicio de recogida a domicilio llamando al ayuntamiento (96 172 00 00) y un ecoparque en el que poder depositar este tipo de residuos.

Ahora, la infractora se enfrenta a una sanción de hasta 450 euros por infringir la ordenanza de Policía y Buen Gobierno.

No será la última. Tortajada denunció que son muchos los vecinos que, «por simple pereza, prefieren abandonar los trastos en la vía pública a sabiendas de que no es el lugar para ello». Por ese motivo, advirtió de que las actuaciones policiales de esta índole «seguirán repitiéndose».

El concejal reprochó «el incivismo de unos pocos que perjudica a la imagen de la ciudad y a la convivencia de todos».

«Desde la concejalía estamos haciendo un enorme esfuerzo para mejorar el servicio y la ciudadanía paga unos impuestos muy altos para costearlo. No podemos permitir que la actitud de una minoría eche todo eso por tierra», manifestó firme.

Tortajada lamentó que «a todas horas del día y en distintos puntos de la ciudad siempre haya algún incívico que deje electrodomésticos, colchones o demás enseres en los contenedores».

«Los servicios de recogida actúan lo más rápido posible para eliminarlos, pero aún así hay momentos en que se desbordan. Sería más sencillo si la gente se comportara como toca porque no es más limpio el que limpia sino el que menos ensucia», concluyó.

Más