Cullera recauda un 112% más en licencias de obra a causa de la rehabilitación de viviendas

Rehabilitación de la fachada de una vivienda en Cullera. / lp
Rehabilitación de la fachada de una vivienda en Cullera. / lp

Las cifras del pasado mes de agosto doblan a las del mismo periodo de 2018 y el Ayuntamiento señala la importancia «residual» de la vivienda nueva

MANUEL GARCÍACULLERA.

La reactivación del sector de la construcción tras los años duros de la crisis se traslada directamente a las licencias de obra municipales. En el caso de Cullera, en lo que va de año el consistorio ha incrementado en un 112 % la recaudación por este concepto, lo que indica, según fuentes municipales, que se está produciendo un paulatino cambio de tendencia en el sector económico que se vio más afectado por la crisis.

Según informaron fuentes del Ayuntamiento cullerense mediante un comunicado, en agosto del pasado año 2018 se ingresaron 122.000 euros por las licencias de obras municipales. En el mismo mes de este año la cifra aumentó hasta los 259.000 euros, según los datos de la concejalía de Hacienda cullerense, que está dirigida por Juan Vicente Armengot.

Armengot explicó que la subida de esta recaudación se debe sobre todo a las rehabilitaciones de viviendas. «Se han pedido muchas licencias para rehabilitar fachadas, especialmente, y eso ha incrementado sustancialmente el número de licencias municipales», apuntó.

Los cálculos apuntan a una de las mejores recaudaciones a final de año desde la crisis

Para el responsable de Hacienda estas cifras apuntan a que se detecta un cambio de tendencia respecto a los años de la burbuja inmobiliaria ya que «la vivienda nueva es residual mientras que la gente está apostando más por la rehabilitación».

Los cálculos del responsable de Hacienda es que a finales de año se haya logrado una de las mejores recaudaciones por licencias de obra desde el comienzo de la crisis.

De todos modos, el concejal responsable del área no desea ni mucho menos que se lancen las campanas al vuelo y se pudieran cometer errores pasados.

«No podemos decir que hayamos vuelto a la situación nada deseable de la burbuja, pero estamos en un nuevo período que nada tiene que ver con la dura crisis que sufrimos desde 2008», manifestó el concejal.

Según explicaron fuentes municipales, sin embargo, «lejos quedan las recaudaciones de los años de vacas gordas. Y es que sólo en el año 2006 el ayuntamiento cullerense llegó a ingresar algo más de 1,4 millones de euros. A partir de ese ejercicio, las licencias fueron cayendo hasta su mínimo en 2013 cuando solamente se ingresaron 104.000 euros».

Asimismo, desde el Consistorio explicaron que los ingresos de este año también se han visto incrementados gracias a grandes inversiones como por ejemplo la reforma completa de una gran superficie de la localidad, lo que ha supuesto una importante inyección de dinero a las arcas municipales, aunque incluso sin esta actuación solo las licencias de la rehabilitación seguirían manteniendo en los niveles más altos la recaudación por licencias de obra.

Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cullera han ido destacando a lo largo de los últimos meses la evolución de la economía de la localidad. A fecha de 31 de agosto, el consistorio ya había pagado cerca de dos millones de euros a los bancos en lo que va de año. La previsión presupuestaria es que a finales de este ejercicio se hayan liquidado 2,6 millones. Este 2019, el equipo de gobierno ha tenido que hacer frente a pagos por amortización de préstamos que ascienden a 1.826.806 euros.