Cullera expone la obra de su pintor más universal

Inauguración de la exposición. / lp
Inauguración de la exposición. / lp

La Casa de la Enseñanza acoge la muestra donde se revisa parcialmente la obra de Enric Alfons, un emblema del arte moderno

REDACCIÓN CULLERA.

La Casa de la Enseñanza de Cullera acoge hasta el 3 de septiembre una exposición de Enric Alfons, el pintor local más relevante del arte moderno y conocido como el 'pintor viajero'.

Es la primera vez que la ciudad presenta una muestra de sus trabajos, una revisión parcial de su trayectoria centrada en un trabajo muy personal que permite identificarlo, comprender su desarrollo artístico y distinguirlo dentro de su contexto histórico.

El Ayuntamiento de Cullera ha querido «hacer justicia» con Alfons, en palabras del alcalde, Jordi Mayor, la obra del cual había quedado ignorada al municipio mientras el pintor estuvo en vida.

A pesar de haber expuesto a los museos más importantes de arte moderno de España y Europa, su pueblo natal nunca le hizo el suficiente caso. El homenaje que se le rindió a su figura hace unos meses y esta exposición tratan de reparar ese daño. Para la máxima autoridad local es «un descargo y una lección que tenemos que aprender para no volver a ignorar aquellos que hacen Cullera universal».

Además, el consistorio, con la colaboración de Bankia, ha editado el catálogo 'Enric Alfons. Viajar, conocer y pintar' en valenciano, castellano e inglés para recoger de forma esmerada su obra. El manual cuenta con la colaboración de figuras de la relevancia de Román de la Calle, Boye Llorens y José María Nieto.

Una mirada a la obra de Alfons nos permite descubrir ya su preocupación desde los años 80 por el drama de la migración, ahora tan en boga. Sus continuos viajes por el norte de África y Europa le permitieran vivir de primera mano las vivencias de quienes huían de la miseria para buscar una salida en los países europeos.

Enric Alfons forma parte de la generación de pintores valencianos de la Transición. Aún así, se prodigó relativamente poco en los circuitos artísticos por decisión propia. «Esta circunstancia junto con la coyuntura histórica de su madurez profesional, ha facilitado que no se le prestara la atención merecida», dice Llorens en el mencionado catálogo. Sin embargo, su marginalidad, voluntaria y asumida como una necesidad de su metodología de trabajo, no supuso en ningún caso una desconexión, pues expuso con cierta regularidad.

Fotos

Vídeos