Cullera aumenta su atractivo turístico con el acceso a las pinturas de l'Abric Lambert

Por su localización, estas pinturas de la Edad de Bronce se encuentran en perfecto estado de conservación. / lp
Por su localización, estas pinturas de la Edad de Bronce se encuentran en perfecto estado de conservación. / lp

El espacio fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998 y se ultima una pasarela para que puedan ser visitables por el público general

A. TALAVERAALZIRA.

El Ayuntamiento de Cullera ultima los trabajos para la construcción de un acceso a las pinturas rupestres de l'Abric Lambert, una actuación cuyo objetivo es hacerlas visitables para el gran público y convertirlas así en un nuevo atractivo turístico.

El consistorio y la Generalitat, a través de la Dirección General de Administración Local que gestiona Toni Such, han invertido 147.000 euros en la construcción de una pasarela peatonal que sortea las dificultades orográficas que dificultaban la llegada hasta el yacimiento. En él se albergan muestras de arte de la Edad de Bronce y desde 1998 cuenta con la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

El alcalde de la localidad, Jordi Mayor, y el concejal de Urbanismo, Bernat Escolá, han realizado esta semana una visita a los trabajos que se desarrollan en la cara oeste de la montaña de Cullera y han podido comprobar el estado avanzado de los mismos. La previsión es que en unas semanas queden concluidos.

Hasta la fecha, l'Abric Lambert ha permanecido 'oculto' en una zona boscosa de difícil acceso. Y es que la entrada hasta esta zona rocosa resultaba extremadamente complicada; debía hacerse a través de una parcela privada y prácticamente montaña a través. Esto impedía su visita en condiciones normales, el acceso de expertos para el estudio de las pinturas y, lógicamente, su uso como elemento de dinamización turística.

Para sortear este impedimento, se está acondicionando la zona y se ha erigido una estructura de acceso peatonal mediante una escalera. El arranque de la misma se sitúa en la calle Lloma dels Cabeçols, por lo que ya no se tiene que invadir ninguna propiedad privada.

Tras la visita, Jordi Mayor se ha mostrado «gratamente sorprendido y emocionado» por lo que considera «uno de los grandes tesoros ocultos» de Cullera que «por fin vamos a poder disfrutar toda la ciudadanía y nuestros visitantes». «Cullera está en disposición de ofrecer un bien Patrimonio de la Humanidad en un entorno magnífico que sorprenderá a quienes tengan la posibilidad de visitarlo», ha añadido el alcalde.

Una vez acabadas las obras, l'Abric Lambert será visitable por turistas, escolares, expertos y el público en general, que podrán acercarse a un espacio de gran valor como así lo demuestra la declaración de Patrimonio de la Humanidad que ostenta junto al resto del arte rupestre del Arco Mediterráneo.

L'Abric Lambert es la muestra de arte rupestre parietal más cercana a la ciudad de València lo que supone una fuente importante de posibles visitantes. La intervención propuesta surge a raíz de las obras ya ejecutadas hace siete años, de protección mediante un cerramiento perimetral del abrigo rocoso, la limpieza y recuperación de los motivos pictóricos y su consolidación y protección frente a los agentes climáticos así como su señalización.

Estas intervenciones han conseguido levantar muchas expectativas sobre el sitio arqueológico que dispone de un panel rocoso de alto interés. De hecho, en 2018 y con motivo de una visita científica de los técnicos de patrimonio de la Dirección General de Cultura, se pudo constatar que tanto las pinturas rupestres, como el cerramiento perimetral, las consolidaciones efectuadas y los trabajos de protección frente a los agentes climáticos estaban en perfectas condiciones de conservación.