Cullera abrirá la piscina cubierta municipal y zanja más de una década de dificultades

Visita de las autoridades locales y autonómicas a la piscina cubierta de Cullera. / lp
Visita de las autoridades locales y autonómicas a la piscina cubierta de Cullera. / lp

La instalación deportiva estará a disposición de los vecinos el próximo día 15 después de un lapso de tres años con las actuaciones paralizadas

MANUEL GARCÍACULLERA.

La piscina municipal cubierta de Cullera abrirá sus puertas oficialmente el próximo 15 de julio. Lo anunció en la mañana de ayer el alcalde de la localidad, Jordi Mayor, durante la recepción de las obras de la primera fase del Centre Municipal d'Esports.

En el acto participaron el conseller de Hacienda, Vicent Soler, y el de Educación y Deporte, Vicent Marzà, quienes, junto a la máxima autoridad local, activaron de forma simbólica la maquinaria que pone en funcionamiento la instalación.

Se trata de una de las noticias más esperadas por Cullera puesto que esta infraestructura parte de un proyecto que cuenta con más de 14 años de historia, pero no ha sido hasta ahora cuando ha podido hacerse realidad gracias al trabajo conjunto del ayuntamiento y la Generalitat. Ambas administraciones han recorrido un largo periplo de trabas burocráticas y dificultades económicas hasta poder desbloquear unas obras que se paralizaron en 2014 por falta de fondos.

Mayor señaló que la de ayer era una jornada «histórica» no solamente para Cullera sino también para la Comunitat Valenciana puesto que la piscina de 25 metros que se pone ahora en marcha «es actualmente la mejor en su categoría de todo el territorio valenciano».

Desde el Ayuntamiento de Cullera explicaron que a partir del próximo lunes los usuarios podrán comenzar a inscribirse en las mismas instalaciones y durante los días 11, 12 y 13 de julio se celebrarán unas jornadas de puertas abiertas para que toda la ciudadanía pueda conocerlas de primera mano. El baño libre comenzará a partir del lunes 15 y en agosto ya se iniciarán los cursos programados.

Los servicios que se ponen ahora en marcha son la piscina grande y la infantil así como los amplios vestuarios con los que cuenta. Paralelamente, la concejalía de Deportes trasladará hasta allí sus dependencias administrativas desde el Pabellón Cubierto.

Mayor también aprovechó para anunciar que en las próximas semanas comenzarán las obras de la segunda fase de la piscina. Esta actuación consistirá fundamentalmente en la adecuación de la parcela exterior y la dotación del material necesario para poner en marcha el resto de servicios como el gimnasio y las salas para las actividades deportivas complementarias.

La segunda fase cuenta con un presupuesto de dos millones de euros, aportados por la Generalitat. Los trabajos se hallan en estos momentos en fase de contratación, precisó el alcalde, y la empresa adjudicataria tendrá hasta el próximo año 2020 para poder acabarlos.

Además de disponer de una piscina de 25 metros de longitud y otra más pequeña, el complejo deportivo cuenta con instalaciones complementarias como un gimnasio, salas para la práctica de otros deportes, zona de spa, una amplia cafetería y un aparcamiento subterráneo.

Reactivación de las obras

Tras la paralización de las obras en 2014, «no fue hasta 2017 cuando se logró reactivarlas gracias al compromiso del Consell presidido por Ximo Puig de aportar la financiación necesaria para que la infraestructura no quedará en el olvido», recordaron desde el Consistorio cullerense.

De este modo, se tuvo que afrontar entonces la inversión de un modificado de obra que ascendía a 464.000 euros de los que el consistorio se hizo cargo de 211.000. Por su parte, la Generalitat corrió con los gastos íntegros de la finalización de la primera fase.

El acuerdo también contempló que el Consell pagara íntegramente los alrededor de 400.000 euros de la seguridad de la piscina, correspondientes al coste de haber mantenido la vigilancia de las instalaciones desde que se paralizará su ejecución en junio de 2014.

Por otra parte, la Generalitat ha cumplido con su compromiso de dotar con dos millones de euros el desarrollo de la segunda fase.

Desde el Consell destacaron la inversión total realizada en esta infraestructura deportiva. Según el conseller de Deporte, Vicent Marzà, «esta infraestructura deportiva es el resultado de la gestión transparente y centrada en las personas que hacemos los gobiernos de progreso, tanto de la Generalitat como de municipios como Cullera», y añadió: «Desde la Conselleria hemos invertido 4,8 millones de euros para que la población de Cullera tenga la piscina que se merece, un proyecto bloqueado demasiados años por una mala gestión de gobiernos anteriores. Hemos puesto orden, hemos puesto solución y lo más importante: la población podrá disfrutar de estas instalaciones por fin, que es lo que realmente importa».

Así, «el gigante que se alza en la avenida Joan Llopis Marí, deja de ser un problema burocrático para pasar a convertirse en una instalación que mejora la vida de la gente y evitará que los cullerenses deban desplazarse a otras localidades para poder practicar natación», concluyeron desde el Ayuntamiento.