Contenedores de refuerzo

Un contenedor temporal de refuerzo es la solución que está aplicando el Ayuntamiento de Xàtiva en aquellas vías donde los hay subterráneos y los vecinos se han quejado de falta de higiene y limpieza. Va a parecer que somos unamunianos hasta las cachas y estamos en contra de la estética, pero donde estén unos buenos contenedores para basuras orgánicas, vidrio, envases y papel, que se quiten esos hermosos norayes de aluminio que, sin embargo, no admiten residuos y cartones de medio o gran tamaño y convierten su entorno en un muladar.

Un banco olvidado en el almacén. Marcos Sanchis (PP) le ha pedido al concejal responsable de la brigadilla municipal que se reponga el banco que había en la Alameda frente a l'Esgoladoreta. Una de esas piezas del mobiliario urbano que, como su propio nombre indica, la corporación lleva a maltraer con tanto quita y pon. Y que, con frecuencia, sufre los mismos olvidos que las papeleras.

Mucho incontrolado es lo que hay. Es de suponer que el Seprona procederá como es debido. De manera que si hay pruebas de que el Ayuntamiento de Llosa de Ranes participó en la transformación del aparcamiento del cementerio en un muladar y, a pesar del tiempo transcurrido, puede demostrar, como asegura el PSPV, que entre los responsables de este atentado contra el medio ambiente figura la empresa de un exconcejal del PP los sancionará y, si procede, trasladará el expediente a la fiscalía. Más difícil será que los partidos dejen de emplear esta cuestión como caballo de batalla en sus pendencias y por una vez cojan el toro por los cuernos. Porque los incontrolados no son los vertederos. Los incontrolados son los vecinos. Y mientras ninguna de las formaciones políticas se atreva a cantarles las cuarenta y a ponerlos en su lugar, no habrá forma de tenerlos controlados, a los incívicos y a los vertederos. Porque no es sólo el entorno del camposanto lo que da pena. El camino que recorre la popular romería de Santa Ana está jalonado de escombros y toda suerte de cachivaches y basuras. Y toda esa suciedad no ha caído del cielo.

Ecologistas de pacotilla. Aquí el que más y el que menos se ha cubierto de gloria. El PP, por incumplir y/o no hacer cumplir la legalidad. El PSPV, por preciarse ante el contemporizador Compromís de haber participado activamente en la campaña contra el vertedero de La Teixonera; una campaña que, como todas las de su género -Llanera, Barxeta, etcétera, no planteó alternativa alguna al basurero que se pretendía clausurar. Y Compromís, por pedir un plan de limpieza de los vertederos ilegales, como si no los tuviera la Diputación y fueran «faena de matalafer: fer i desfer». Todo menos reconocer que el problema es que hay mucho acémila suelto. Que el hermoso y profundo escalón que formaba el barranco de Santa cerca de la CV-563, no lejos del cementerio, una auténtica cascada en las crecidas, empezó a usarse ya como escombrera a principios de los años sesenta. Que el ecoparque se cerró y nadie lo echó en falta, por lo menos con la misma intensidad que lamentaría la pérdida del repetidor de televisión. Y que la mejor forma de limpiar es no ensuciar.

El COR no saber no aclara. A todo esto, el único que no se ha pronunciado sobre el aparcamiento convertido en vertedero e incineradora ha sido el Consorcio de Residuos V5. Y se supone que algo tendría que decir acerca de por qué llegó a quedarse sin ecoparque una población de 3.585 habitantes.

Caballero y Aznar, contertulios. Lo que no todo el mundo sabe es que quien exigió a Isabel Bonig que destituyera al alcalde de Llosa de Ranes y éste participan en una misma tertulia radiofónica. La secretaria general del PSPV de la provincia de Valencia Mercedes Caballero y Evarist Aznar forman parte de los contertulios habituales de 'Sociedad valenciana', el programa de La 99.9 Valencia Radio, y no es raro que coincidan ante los micrófonos. Se da la casualidad asimismo de que Llosa FM transmite parte de la programación de Valencia Radio por su frecuencia, 107.2. Y de que la señal de La 99.9 no llega a La Costera porque por este extremo del dial se rebota ilegalmente desde Genovés la señal de Radio María.

Una avenida que se renueva. La de Gregorio Molina. Para primeros de octubre está prevista la inauguración de Tina Sales Lencería. Tina llevó durante doce años la tienda que la empresa Colopunto poseía en Gregorio Molina hasta que a mediados de julio se declaró en suspensión de pagos. Y, al quedarse sin empleo, ha decidido reabrirla a título personal. Rodaje no necesita hacer ninguno porque conoce el género y a la clienta y es muy apreciada en el barrio. Otrosí. El vecino local que albergó persianas Estrella durante décadas está siendo reformado con el fin de convertirlo en una tienda de reparación de ordenadores, móviles y demás componentes electrónicos. Más. Eva, la peluquería mixta que en su día trasladó sus dependencias desde un cuarto piso de Gregorio Molina, 19 al bajo de Gregorio Molina, 25 donde en su día estuvo Frambuesa, ha vuelto a su lugar de procedencia. Y, por último, Peques for Kids abandonó el local de Enrique Maset Aparicio en el que se encontraba para trasladarse a uno mejor situado en la esquina de Gregorio Molina con Carlos Sarthou. La mudanza ha comportado un cambio de nombre, ahora se llamará Carmela Lledó Kids, pero no una rebaja en la calidad pues continuará vendiendo prendas de Mayoral.