El Consell destina 700.000 euros a retirar los cultivos dañados

Las tormentas de julio en la Ribera han provocado que parte de la fruta se quede en el campo lo que supone un mayor riesgo de plagas

REDACCIÓN

El pleno del Consell ha aprobado la concesión de las ayudas para combatir las plagas y enfermedades de los cultivos dañados por las tormentas acontecidas el pasado 1 de julio de 2018, que afectaron, principalmente, a las comarcas de la Ribera Alta y Baixa, por un valor de 700.000 euros.

Los beneficiarios de estas ayudas son las cooperativas agroalimentarias ubicadas en estas dos comarcas que recolectan y comercializan cítricos y/o caqui, los principales cultivos afectados por el pedrisco. Los importantes daños sufridos por estos cultivos en la zona ha provocado que muchas de las parcelas no hayan sido recolectadas, quedando la fruta en el árbol y provocando un elevado riesgo de ataque de plagas y enfermedades.

Por dicho motivo, estas cooperativas agroalimentarias solicitaron, con carácter excepcional, una subvención para llevar a cabo la retirada de la fruta del árbol, así como la eliminación en las parcelas de la fruta retirada.

Los beneficiarios de estas ayudas son la cooperativa Nuestra Señora del Oreto de l'Alcúdia con 220.820 euros, la COPAL de Algemesí con 200.980, Guadacoop con 109.820 euros, la cooperativa del Camp de Vila Nova de Castelló con 71.340 euros, cooperativa Sant Bernat de Carlet con 41.360, Alzicoop con 25.580, la coperativa de Benimodo San Felipe Benicio con 34.940 y la de Almussafes con 1.160 euros.

Además, de estas ayudas, las graves consecuencias del pedrisco de julio en la Ribera provocaron que el Consell aprobara en octubre una ayuda de tres millones de euros para fomentar el empleo en el sector agrario debido a la pérdida de jornales. De este modo, se facultó a la Conselleria de Agricultura para que desarrollara las actuaciones necesarias para la gestión de estas ayudas, financiadas con cargo al Fondo de Contingencia de la Generalitat.

 

Fotos

Vídeos