Compromís Almussafes critica el rechazo de una moción sobre un parque

El parque de la plaza de la Constitución de Almussafes. / lp
El parque de la plaza de la Constitución de Almussafes. / lp

El alcalde socialista lamenta el intento de politización por parte de la oposición y defiende las inversiones hechas en esta zona de la localidad

MANUEL GARCÍA ALMUSSAFES.

Compromís Almussafes lamentó que el gobierno socalista rechazara una moción sobre mejoras en el parque de la Constitución. Desde la formación nacionalista recordaron que una de las acciones urbanísticas «más polémicas» del mandato de Toni González «ha sido sin duda la reforma del parque de la Constitución, reforma que se demoró hasta seis meses más de lo previsto».

«A los inconvenientes generados por los retrasos de las obras se sumaba también la decepción generalizada por parte del vecindario con el resultado final, como consecuencia que en ningún momento se ha tenido en cuenta la opinión ni las necesidades de los usuarios finales del parques», añadieron.

Desde Compromís se organizaron diversas reuniones con los vecinos «para dar la información que desde el Ayuntamiento no se les ha dado y recoger todas las propuestas de mejora para el parque». Tras estas reuniones, la portavoz de Compromís presentó una moción en el pleno ordinario del jueves en la que instaba al gobierno de González a atender y llevar a cabo las demandas hechas por el vecindario. «Entre las demandas de los vecinos cabe destacar la falta de accesibilidad en las entradas y en algunas zonas del parque, problemas de seguridad, tanto para los mas pequeños como en algunos elementos del parque, la falta de mobiliario y la solución de problemas de limpieza y mantenimiento de los árboles», afirmaron.

«Con la negativa de González - que ordenó a sus concejales a votar en contra de la inclusión de la moción - impedía así que las reivindicaciones de vecinos y vecinas quedasen fuera del debate y cayeran en el olvido por parte del gobierno socialista», criticaron.

Para Lourdes Moreno, portavoz de Compromís, «estamos acostumbrados a que González y el PSOE utilicen su mayoría absoluta para no escuchar nuestras propuestas, pero en este caso las propuestas eran de los vecinos, a los que no ha tenido en cuenta en todo el proceso de reforma. En política es necesario dejar la testosterona y el orgullo de lado y se ha de reconocer cuando una cosa no se ha hecho bien, y González, lejos de escuchar a los vecinos ha preferido esconderse detrás de su mayoría absoluta y hacer oídos sordos», destacó la portavoz.

Por su parte, el alcalde socialista de la localidad, negó la falta de diálogo con los vecinos, «hemos hablado muchas veces con ello y el concejal de Urbanismo ha estado a pie de calle continuamente». También rechazó los plazos ofrecidos por Compromís, ya que el retraso, «debido a que la primera empresa quebró, fue de algo más de tres meses, no de seis como apuntan desde Compromís». Esta quiebra, recordó González, obligó a iniciar todo el proceso de adjudicación de la obra.

El primer edil añadió que «puede que a algún vecino no le guste pero hemos hecho muchas mejoras y ahora es un espacio mucho más seguro para los niños, con ocho bancos, juegos infantiles, una mesa de ping pong y aparatos gimnásticos. Se ha convertido la zona en peatonal y sólo tendrán acceso los propietarios de garaje a velocidad reducida».

Negó la falta de accesibilidad y afirmó que únicamente hay «un pequeño escalón que da acceso a la calle Sueca que si es necesario eliminaremos por supuesto».

Atribuyó la moción de Compromís a un intento de «politizar» cuestiones y añadió que le sorprende que Compromís critique las inversiones en esta zona, «porque nosotros hemos invertido en todo el pueblo y a la vez hemos reducido la deuda».