Comienza el concurso de mascletaes de Alzira

Ambiente fallero en Alzira. Las falleras mayores de Alzira, Mercedes Bohigues e Inés Brines, junto a su corte de honor y miembros de la corporación municipal han presenciado la primera mascletà del concurso desde la tarima de  la plaza del Reino. / miguel ángel gil-digital flash
Ambiente fallero en Alzira. Las falleras mayores de Alzira, Mercedes Bohigues e Inés Brines, junto a su corte de honor y miembros de la corporación municipal han presenciado la primera mascletà del concurso desde la tarima de la plaza del Reino. / miguel ángel gil-digital flash

Hasta el 18 de marzo las pirotecnias compiten por lanzar el mejor espectáculo en la plaza del Reino. El museo fallero abre sus puertas

ALZIRA.

La pólvora es protagonista durante estos días en Alzira ya que ha comenzado el Concurso Nacional de Mascletaes. La Pirotecnia Zaragozana fue la encargada de abrir este certamen ayer con el disparo de unos 50 kilos de pólvora.

Los amantes de los fuegos artificiales disfrutaron de la mascletà en la plaza del Reino que se convierte durante estos días previos a las fiestas en lugar de reunión cada día a las dos. En la de ayer estuvo presente el portavoz del grupo socialista en Les Corts, Manolo Mata. Este acto fallero de Alzira congrega a personalidades de diferentes ámbitos que no se quieren perder el ambiente festivo que se respira en la capital de la Ribera Alta.

Mañana continuará el concurso de mascletaes con el espectáculo que ofrecerá la Pirotecnia Alicantina.

Otro de los lugares visitados por los amantes de la fiesta fallera en Alzira ha sido el museo fallero que ha abierto sus puertas recientemente en el edificio La Parrilla en la avenida Santos Patronos.

«En solo dos días han pasado más de 600 personas para ver el espacio museístico que muestra toda la esencia de las Fallas de la ciudad», ha señalado la concejala de Fiestas, Isabel Aguilar.

Este museo realiza un recorrido didáctico para informar sobre todos los aspectos de la fiesta como la etimología, el proceso artístico, la música, la indumentaria valenciana o la pirotecnia.

En el museo se encuentra la evolución en la creación de un ninot y también los ninots indultados durante toda la historia de las Fallas de Alzira que se van depositando en este espacio. Con ellos se puede ver cómo han ido cambiando los monumentos.

En materia de indumentaria el experto Xavier Rausell ha supervisado la muestra para que los visitantes puedan ver la transformación de los trajes a lo largo de la historia de la fiesta.

«Realizando un recorrido por los diversos espacios que se han delimitado en el museo podemos conocer la evolución de las Fallas de Alzira, en todas sus vertientes», ha añadido Aguilar.

El museo fallero se puede visitar hasta el fin de semana en horario de mañana, de once a la una. La muestra cuenta con locuciones en valenciano, castellano e inglés, a través de monitores, explican cada aspecto de la fiesta.