Cerdà se cita con Gallego

Desconocemos quién hizo de papa Luna y si lo tratado allí podría ser calificado de cismático por la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, en este caso el PSPV. Pero según hemos podido saber, a finales de junio se reunieron a almorzar (en castellano; a comer en valenciano) en un restaurante de Peñíscola Roger Cerdà, el exjefe de prensa del Ayuntamiento de Xàtiva Jesús Félix Soler, el director de Xtradio Quique Roselló y el jefe de gabinete de Jorge Rodríguez tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento de Ontinyent, el setabense Ricard Gallego. Nada ha trascendido de lo comentado en la comida, pero reunión de pastores, ya saben. Todo ello sin entrar a considerar lo apestado que está ahora Gallego para el PSPV.

Torró rescata a Fitó. El Diario Oficial de la Generalidad Valenciana acaba de publicar una resolución del «conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo por la que nombra a José Luis Fitó Roselló personal eventual» de dicho departamento. Lo que no dice el DOGV es que no es Vicent Climent quien coloca ahora a nuestro paisano José Luis en la Generalitat, sino Rebeca Torró, la nueva directora general de Industria y Energía. Con todo lo que ello comporta porque quien enchufó a Fitó en la Diputación fue el también setabense Ricard Gallego cuando era jefe de gabinete del entonces titular de la corporación provincial, Jorge Rodríguez. Y Torró es la 'bête noire' de Rodríguez y Gallego desde que ellos emprendieron la aventura fraccionalista de La Vall ens Uneix y ella permaneció fiel al PSOE, partido que la había incorporado a su candidatura al Congreso. De manera que como lo más suave que dice ahora Ricard de su otrora vicepresidenta y primera teniente de alcalde es que es una traidora evitaremos preguntarle a José Luis Fitó a quién quiere más, ¿a su valedor de antes o a la de ahora?

Ricard cobrará un 50% más. El que no abandona a Jorge Rodríguez por nada del mundo es Ricard Gallego. Aunque tiene contrato de profesor del IES Les Dunes, de Guardamar del Segura, hasta septiembre está aprovechando las vacaciones propias del sector para echarle una mano al alcalde en cuanto precise. La plaza de jefe de gabinete, con un incremento salarial del 50%, le espera. Méritos para que se le aplique este aumento retributivo aporta él unos cuantos.

Soler, jefe de gabinete. Jesús Félix Soler cesó como personal de confianza el 26 de mayo y no tardará en ser contratado de nuevo, si no lo ha sido ya, como jefe de gabinete del alcalde Cerdà. Soler concurrió como candidato a la alcaldía de Bellús por el PSPV. No ganó las elecciones, pero sí fue elegido concejal, aunque no acudió a recoger el acta ni asistió a la constitución del pleno, desconociendo si ha renunciado a la concejalía.

Mayoría absoluta por la cara. Miguel A. Lorente (EU) hizo notar que la representación de las distintas formaciones en la junta de gobierno municipal no es proporcional a los resultados en las elecciones, ya que del PSPV, 10; Xàtiva Unida, 5; PP, 4, y Cs, 2, se pasa al PSPV, 5; XU, 1; PP, 1, y Cs, 1. Con las consecuencias que ello comporta porque son muchas las competencias que la ley permite deliberar y votar en la junta de gobierno. Y así Cerdà ganará todas las votaciones que precise por una mayoría absoluta que no le dieron los electores y sin necesidad de que Cs se signifique apoyándole. Así es que aunque el alcalde diga que no entenderá que se le critique «antes de los 100 primeros días, cuando el gobierno está todavía formándose», ésta no admite espera porque merecerá la misma opinión en octubre que ahora.

De los imitadores son los defectos. Es lo mismo que admitir que ha creado una concejalía de Innovación y Gestión de Conocimiento en línea con «lo que ha hecho Ximo Puig de crear una Conselleria de Universidades, Gestión del Conocimiento e Innovación» cuando sabido es que si el presidente de la Generalitat ha hecho tal cosa ha sido porque quería quitarle esta parcela a su otrora aliado en Compromís Vicent Marzá y dejarle con lo justo. Pero si se lo va a tomar a malas, lo retiramos y se lo comentamos en dos meses y medio.