La casa de Xateba

Presentación del cartel de la Fira./
Presentación del cartel de la Fira.

A la Casa de les Dones no la llaman la 'Casa de Xateba' por casualidad. Después de desalojar a todas las entidades que albergaba el centro cívico La Ferroviaria (JLF, Club de Bádminton y una docena de asociaciones más) resulta que en el edificio público de la plaza del Españoleto, 14 no están no ya la Asociación de Amas de Casa, ni siquiera todas las organizaciones feministas. De modo y manera que si las afiliadas de, por ejemplo, Fent Camí desean hacer uso de estas dependencias municipales han de pedir permiso a las directivas de Xateba. ¿Cómo no iban a querer una concejalía exclusiva de la Mujer dotada con presupuesto propio ya sabían en qué se lo iban a gastar?

El abanico y el tenedor. Como hay gente para todo no falta quien ha creído apreciar en el cartel de feria de este año un cierto grado de machismo. Como lo leen. El motivo no es otro que mientras el caballero se zampa un 'esmorzar de fira' de campeonato su acompañante se abanica. Y ya les puedes decir que ambos están bebiendo cerveza que no cuela. Lo único cierto a este respecto es que la obra de Jorge Lawerta salió finalmente de la imprenta con la mención que no figuraba en el original: Del 15 al 20 de agosto.

No fue apóstol de Filipinas. Recordarán que, al hilo de la cháchara que mantuvieron las afiliadas de Xàtiva al enterarse de que había un prostíbulo en Xàtiva les comentamos que los jurados de la ciudad, presionados por fray Agustín Pascual, ya acordaron derribar una 'casa de torpeza en el siglo XVII. La mención a lo ocurrido en aquel entonces la encontró el historiador Mariano González Baldoví en un libro del año 1699 que se conserva en la actualidad en el convento de la Consolación. Se trata de 'Vida del venerable y apostólico siervo de Dios, el P. M. Fr. Agustín Pascual, examinador sinodal del Arzobispado de Valencia, provincial que fue de los reinos [de la] Corona de Aragón de la regular observancia de San Agustín N.P. y reformador del convento de Xàtiva'. Una biografía escrita por fray Agustín Bella, quien, hablando de Agustín Pascual afirma: «No lo quiso Dios para apóstol de las Filipinas», sino de nuestro «País Valenciano». Una denominación que llamó de atención de Vicent Ventura porque Sanchis Guarner creía que se había popularizado a raíz de la creación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Éste se lo comentó a Joan Fuster. El ensayista de Sueca le pidió a González Baldoví una fotocopia del texto en el que se empleaba y se hizo eco del dato aportado en una de sus obras.