Casa Chulla, más de 134 años

Los vecinos del jardín de Selgas-Marín están atemorizados por los grupos que lo frecuentan./
Los vecinos del jardín de Selgas-Marín están atemorizados por los grupos que lo frecuentan.

Ha habido suerte. El cierre de la histórica Casa Chulla, de la calle San Pascual, 6, ha sido breve. La taberna fundada en 1885 por Elvira Tomás Gandía ha reanudado su actividad con renovados bríos para solaz y disfrute de la numerosísima clientela que había vuelto a tener. Hasta el punto de que ir allí a tomarse un bocadillo cualquier fin semana sin reservar resultaba un tanto temerario. Cae el telón sube el telón. En el local de Abén Hazam, 3 donde antes estuvo La Perla Negra, después Boca Guay y finalmente La Kedaeta ha abierto sus puertas La Costera, un nuevo bar cuyos responsables esperan demostrar que el secreto del éxito radica en el buen hacer.

Los Manueles vuelve a la carga. Manuel Reyes Sánchez ha dejado a la familia al frente de Capricho Ibérico, la jamonería inaugurada a finales del pasado año en la Alameda de Jaime I, 30, y ha reabierto el bar de la avenida de Selgas, 20, que contaba con una clientela fija -los juzgados, la comisaría,...- y otra ocasional que no tienen la cafeterías de la otra mitad del paseo -turistas, ciclistas, motoristas,..- Por cierto que en Capricho Ibérico han puesto un cartel anunciando que buscan cortador de jamón.

Menos visitantes, pero más ruido. La concejala de Turismo Mariola Sanchis se jactó a primeros de año de que 100.796 personas visitaron el año pasado el castillo de Xàtiva, un 15,50% más que en 2017. Lo que no hizo la señora Sanchis y quizá por eso ha pasado a ser delegada de Documentación y a Lingüística -a la empresa de Madrid que contrató el alcalde tampoco se le ocurrió-, fue inventarse una cifra redonda, como acaba de hacer el Ayuntamiento de Morella, el visitante del Castillón un millón (en 12 años). Algo así como 'El turista un millón novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve' que cantaban Cristina y los Stop para hacer ruido y sacarle cuartos a las demás administraciones, aprovechando que el presidente de la Generalitat es morellano. Muy apalabrado lo debe tener ya el alcalde de Morella porque ya tiene previstos trabajos de mejora y rehabilitación de los edificios situados en el patio de armas, mientras que aquí gracias tendremos que dar gracias si no se cae el último arco de piedra que permanece en pie frente a las dependencias del Duque de Calabria.

Movilidad a escape libre. El entorno de Miguel A. Lorente está planteando la reapertura al tránsito de la Alameda los fines de semana como si se tratara de una retroceso parecido al de Madrid Central cuando no es así. La amplitud de los andenes que posee el paseo setabense no tiene igual en muchas ciudades de la Comunidad Valenciana y el quita y pon de barreras en el tramo del real no suponía más que un engorro para el consistorio y los contados conductores que atraviesan los domingos esa arteria de la ciudad. Infinitamente más molesto y dañino para la salud de los setabenses son los tubos de escape trucados de los ciclomotores y a este respecto no hicieron nada ni Lorente López ni Sanchis del Valle. El concejal que ha heredado ambas competencias, la de tránsito y la de policía local, Juan Giner, podría ser canonizado a poco que situara a Xàtiva al mismo nivel de incivismo sonoro que está Valencia, y da pena.

Un infierno de jardín. Donde sí que se va a tener que emplear a fondo Giner Company si el Cuerpo Nacional de Policía y la policía local no actúan de oficio con el rigor que deberían haber hecho ya es en la liquidación del foco de inseguridad en que se ha convertido el jardín de Selgas-Martín durante la noche y el de la Paz durante el día. Un lugar tan recoleto y hermoso como éste no puede continuar siendo un refugio de indeseables porque para patrullar por sus paseos, caminos y parterres haya que apearse del coche o de la moto. Y los vecinos están que no pueden más.

Territorio, no; cuna de los Borja. Con la reapertura de la capilla del antiguo hospital que aloja el llamado 'Espai Borja' han vuelto a aparecer los carteles de 'Territori Borja', una percha que le puede venir muy bien a Gandia para subirse a la chepa de la familia setabense más universal. Pero que Xàtiva no puede dar por buena a efectos locales, por lo menos, ya que aquí no es que compraran una baronía; aquí es donde nacieron y fueron bautizados los Borja que despiertan interés en todo el mundo. No entender esto es no saber que renunciar al antiquísimo sintagma de 'Xàtiva, cuna de los Borja' constituye una tremenda pérdida a efectos turísticos.

El PP critica a Ciudadanos. El Partido Popular sólo ha roto el aletargamiento en el que entró tras las pasadas elecciones para sorprenderse de que Ciudadanos anuncie que «suavizará» la ORA ante la imposibilidad de suprimirla. «Ah, pero, ¿no iba a quitarla?», se pregunta irónicamente al enterarse de que el nuevo concejal de Movilidad Juan Giner renuncia al cumplimiento de la más atrevida promesa electoral que hizo por el elevado coste de la indemnización que tendría que abonar el ayuntamiento por la cancelación anticipada del contrato.