Carlet encuesta a sus ciudadanos para decidir sus políticas ecológicas

Esta iniciativa se enmarca en la revisión que la localidad está llevando a cabo de su estrategia para reducir el cambio climático

ENRIC ORTIZALZIRA.

El consistorio de Carlet ha preparado un cuestionario para recoger las ideas de sus vecinos acerca de las medidas que se están llevando a cabo para reducir el cambio climático. Entre las preguntas que se han hecho había algunas como «¿Cómo te gustaría que fuese en 10 años?», «¿Qué actuaciones piensas que habría que emprender para conseguir el pueblo deseado?», «¿Como habría de contribuir el ayuntamiento?» o «¿Qué estarías dispuesto a hacer tu personalmente?».

Aquellos que han rellenado la encuesta plantean al Ayuntamiento la necesidad de crear más zonas de sombra con la plantación de más árboles, que se aporten ayudas para la instalación de energía solar en el hogar, instalar más contenedores para favorecer la separación de los residuos, además de la subvención de la compra de coches eléctricos.

Al Ayuntamiento se le demanda además una mejor movilidad urbana, que de acuerdo con las peticiones de la ciudadanía pasa por impulsar las bicicletas y el ir a pie, y pacificar y restringir el tránsito de manera que sea más silencioso y menos contaminante.

Estas demandas se concretan además en ciertas actuaciones, que el Ayuntamiento de Carlet plantea como posible solución: el desvío de la CV-50, una mejora del transporte público, el fomento de la bicicleta y más campañas de sensibilización entorno al Medio Ambiente. También se estudia plantar una mayor cantidad de árboles como solución a las zonas de sombra y la revegetación del pueblo.

Como último punto el Ayuntamiento explora la posibilidad de poner en marcha campañas de promoción y consumo de productos locales, sobre todo de la agricultura, y un mayor autoconsumo energético, que pasaría por el aprovechamiento de los recursos agrícolas para generar energía y su utilización en edificios municipales.

También destacan medidas concretas que podían llevar a cabo los ciudadanos. Una de las más votadas fue la compra de productos de proximidad y temporada (con un 60%), seguido por las inversiones en el hogar para gastar menos electricidad o que sea más sostenible o iniciativas como contribuir al reciclaje, para evitar residuos.