Carlet anuncia la rebaja del IBI rústico para reducir la presión a los agricultores

El Ayuntamiento está estudiando de cuánto será la bajada de un impuesto que actualmente es del 0,67%

ENRIC ORTIZALZIRA.

El Ayuntamiento de Carlet ha anunciado su intención de bajar el IBI rústico para el próximo año, una medida que «pretende compensar la carga fiscal de los contribuyentes, teniendo en cuenta la negativa situación de la agricultura», con la mirada en «mejorar el bolsillo de los propietarios de campos de Carlet».

En la actualidad el tipo impositivo de IBI rústico en Carlet es de 0,67%, una tasa intermedia entre el 0,3% y 0,9% que se pueden establecer de manera legal. De acuerdo con el consistorio esta iniciativa se debe también a que «el Ayuntamiento cerró 2018 sin ninguna deuda», lo que les permite «contar con un colchón con tal de reducir impuestos y aligerar la carga fiscal sobre el vecindario».

Además, el consistorio de Carlet también ha anunciado el reajuste que se producirá en los impuestos del año que viene gracias a ala revisión catastral a la que se han acogido desde el Ayuntamiento, que tendrá frutos en el 2020, y que gracias al coeficiente de actualización de los valores catastrales (que estaban de media por encima del 50% del valor en el mercado actual), supondrá un 0,97 de rebaja sobre los terrenos a los que se impone el impuesto.

La alcaldesa de Carlet, Maria Josep Ortega, ha evaluado las iniciativas tomadas a cabo por su gobierno como «positivas en los bolsillos de la ciudadanía, pero que se han de plantear de manera seria, teniendo en cuenta la legalidad y haciendo los estudios oportunos, con tal de que se pueda asumir sin ningún problema económico o legal, la rebaja de los ingresos para el Ayuntamiento y al mismo tiempo favorecer a los labradores de Carlet.»

En esta línea, todas estas actuaciones han sido evaluadas por la Concejalía de Hacienda del gobierno de Carlet, que ha planteado la modificación de la ordenanza del impuesto sobre bienes rústicos, para saber como puede afectar esta medida en el dinero disponible para las políticas del Ayuntamiento de Carlet, buscando de esta manera la estabilidad presupuestaria.