El baño anual en el Júcar reivindica la necesidad de medidas urgentes contra el cambio climático

Baño reivindicativo en el río Júcar. / lp
Baño reivindicativo en el río Júcar. / lp

Más de 150 personas acuden a un acto reivindicativo que exige la necesidad de cuidar los ríos y los acuíferos y que mantengan su caudal

ENRIC ORTIZALZIRA.

El pasado sábado se celebró la actividad Mulla't Pel Xúquer en Antella, en la que se leyó un manifiesto de denuncia del cambio climático centrado en la disminución de las precipitaciones que afecta gravemente a los ríos. Al acto, organizado por la plataforma Xúquer Viu, acudieron más de 150 personas, entre ellas representantes del ayuntamiento de Antella, distintos alcaldes, regidores de la Ribera, grupos como Ribera en Bici-Ecologistes en Acció, AEMS-Ríos con Vida o incluso diputados de las Cortes y de la Diputación de Valencia.

Xúquer Viu remarca la problemática que el cambio climático está causando en la zona, cada vez más clara y preocupante. Hechos como el aumento de las temperaturas, la disminución de precipitaciones y las sequías y gotas frías cada vez más habituales preocupan a la organización, que considera que hay una inacción general que hace pensar que los organismos de poder no consideran que haya un problema.

Por esta razón el manifiesto de la 15 edición de Mulla't Pel Xúquer se ha dedicado al cambio climático, y en él se ha demandado a las entidades competentes que se declare el estado de emergencia climática. Una consideración con la cual se destinaría un mayor número de recursos a evitar que el efecto invernadero de las temperaturas sea cada vez mayor, y alcance el nivel de algunos estudios que apuntan que ciudades como Madrid tendrán en 2050 la temperatura de Marrakech.

También han denunciado la proliferación de plagas de insectos como el mosquito tigre o la mosca negra, que consideran manifestaciones claras de que el clima está cambiando a peor por la actividad humana. Xúquer Viu demanda, junto a decenas de organizaciones, que se tomen medidas como la reducción a cero de gases invernaderos para evitar que la temperatura se eleve por encima de 1,5 grados, algo que estiman prioritario para la humanidad.

Además, la organización entorno al río Xúquer ha reivindicado el papel de los ríos y los acuíferos en el futuro próximo, ya que se trata de las dos principales fuentes de agua dulce de las que dispone la humanidad, motivo por el que se deberían guardar "como si fueran tesoros muy delicados". En esta línea han marcado la necesidad de evitar su sobreexplotación y en especial de su contaminación, que de nuevo no consideran las autoridades aseguran de manera correcta.

Asímismo, la organización dedicada a la acción medioambiental en el Xúquer presidida por Roger Pons, anunció la celebración del Sopar Popular i Festa Xúquer Viu que se realizará este viernes en Manuel. En esta cena se libraran los premios Agua Clara y Tarquim Pudent, además de contar con la actuación de Jonatan Penalba.

Moción en l'Alcúdia

Por otro lado, el grupo Compromís ha presentado una moción en Alcúdia instado por Aliança per l'Emergència Climàtica, que demanda a los ayuntamientos y grupos políticos el reconocimiento del estado de emergencia climática y la adopción de medidas para paliar esta situación.

De acuerdo con lo expresado por Compromís declarar la emergencia climática es la única forma de proteger la existencia de un futuro para Alcúdia. Es importante que el ayuntamiento de la localidad tome parte en la formación, educación e información sobre el necesario freno de las emisiones y que se enseñe lo que puede suponer un aumento de las temperaturas a nivel global.

Asimismo, se demanda una hoja de ruta más vinculante y ambiciosa que la actual, con la necesaria asignación de recursos para hacer frente a esta crisis. Esta nueva hoja de ruta debe ser capaz de garantizar la reducción de la emisión de gases invernaderos, apostar por una energía 100% renovable en lugar de seguir usando combustibles fósiles y reducir la huella de carbono en medida de lo posible con tal de cumplir con lo marcado por el informe de la IPCC para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 grados.

Para acometer estos objetivos Compromís ha propuesto al ayuntamiento establecer las actuaciones políticas, normativas y recursos necesarios para garantizar que en el 2040, si no puede ser incluso en 2035, el balance neto a cero de gases invernaderos en Alcúdia. También se han pedido iniciativas para detener la pérdida de biodiversidad y restaurara los ecosistemas locales.

De acuerdo con la regidora de Compromís, Vero Roig, esta iniciativa del grupo en Alcúdia responde a la necesidad de reconocer el peligro en que se encuentra el planeta, los seres vivos y los ecosistemas. Una preocupación que responde a los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad y del calentamiento global, que alertan de que el rumbo actual lleva a la extinción de una gran parte de los ecosistemas terrestres, entre los cuales se podría encontrar nuestra especie.

Esta moción, en opinión de Compromís permitirá a Alcúdia iniciar la necesaria adaptación a la crisis climática para que no se recrudezca.