Aprovechar la fama del Españoleto

Toni Espinar ha pintado esta vez un Ribera junto a una puerta del siglo XVIII./
Toni Espinar ha pintado esta vez un Ribera junto a una puerta del siglo XVIII.

El concejal de Xàtiva Unida Miguel A. Lorente ha venido a nuestro terreno en materia turística. Un planteamiento que parte de la base de que lo primero que debe hacer el Ayuntamiento es explotar la riqueza patrimonial e histórica que posee y no dejar que se la agencien otros, caso de los Borja. La cuestión es que ha apuntado en una dirección en la que no habíamos apuntado los demás, la del Españoleto. Con ocasión del 367 aniversario de la muerte de Josep de Ribera en Nápoles el 2 de septiembre de 1652, aseguró que «Xàtiva aún espera de su ayuntamiento el impulso político, cultural y turístico que canalice el potencial presente y futuro de esta figura».

Ribera, en los museos occitanos. Josep Lluís Cebrián se sumaba, por su parte, a la celebración mencionando en 'Art i Patrimoni' las obras del «gran pintor del barroco napolitano» que ha tenido oportunidad ver recientemente en el Languedoc. El Museo de BB. AA. de Carcasona expone 'Las lágrimas de San Pedro' y el de Narbona un lienzo de San Andrés adquirido en 1873.

Toni Espinar no para. Hablando del Españoleto, el pintor que a este paso va a llenar Xàtiva con su obra sin necesidad de que la corporación le ceda cuatro espacios expositivos como a otros es Toni Espinar. En una pared de la calle Bellver ha pintado el San Bartolomé de Josep de Ribera, que se conserva en El Prado, con un elemento que no se corresponde con la iconografía del santo, el Ave Fénix, cabe suponer que por aquello de que renace de sus cenizas, una constante en numerosos murales de Espinar.

Un grafiti junto a una puerta del XVIII. Deconstrúyete es el lema de la pintura, aunque lo realmente deconstructivo es haber plasmado esta mezcolanza junto a una puerta de evidentes pretensiones. Una puerta dovelada de medio punto en el extradós y adintelada en el intradós, con unos rebajes sumamente llamativos en las aristas de las jambas y guardacantones para protegerla de los pequeños carruajes que, a juzgar por la estrechez de la calle, podrían acceder al interior del inmueble. Detalles todos ellos que, en opinión de los expertos consultados, demuestran que no es del s. XVI porque entonces había muy pocos carruajes en Europa, pero que muy bien pudo ser tallada por un cantero local entre los siglos XVII y XVIII.

Bellver, un mercader del siglo XVII. En esta calle, que en el s. XVI se llamaba del Comanador Micó, encomienda que obtuvo por casarse con una parienta de Isabel Cola, criada y pareja del obispo de Teano, vivieron dos personajes importantes, según Mariano González Baldoví, una rama de los Tallada, señores de Barxeta, y Fèlix Miquel, señor de Estubeny. Y un mercader nacido en Otos en torno a 1665 que fue quien terminó dándole nombre, Bertomeu Bellver Satorres. Ya que los Agulló ricos que en el siglo XVII llegaron a ser dueños de cinco o seis casas de esta calle vivían en la que hace esquina con Corretgeria.

Cuando las barbas del vecino... El mal funcionamiento de una de las calderas ha obligado al Ayuntamiento de Canals a retrasar a octubre el comienzo de los cursillos en la piscina cubierta. Contratiempo que podría aprovechar el concejal de Deportes de Xàtiva Pedro Aldavero para desplazarse a la cercana Canals y pedirle a su colega Vicent Tornero que le informe de la frecuencia y gravedad de estas averías porque más pronto que tarde se verá en las mismas.

El futuro de Avanza. ¿Cómo encajará Avanza la pérdida de clientes que le pueda provocar la competencia desleal de la piscina municipal de Les Pereres? Es pronto para saberlo. Pero como la pública aboque al cierre de la privada como la de Avanza precipitó la clausura de la que Rafa Rus abrió en Padre Claret, la corporación que preside Roger Cerdà habrá hecho un pan como una hostias. No hay más que recordar que la piscina cubierta fue una de las razones esgrimidas esta semana pasada para subir los impuestos y tasas.

Los impuestos sí son participativos. Un 3,6% la contribución, un 10% la tasa de recogida de basuras, hasta un 23% el consumo de agua... Si no se les dispararan un 5% los costes de personal con tanta dedicación exclusiva y tanto paniaguado, no se las dieran de espléndidos incrementando donaciones a las fiestas (cuando en los demás órdenes de la vida corren por cuenta de quién las organiza) y no le hicieran la competencia a la iniciativa privada en casi todos los frentes -espectáculos, viajes, juegos de salón, deportes, etcétera- nuestros gobernantes municipales no se verían en la obligación postelectoral de incrementar el sangrado del contribuyente. Pero como invierten los términos (primero nos muestran la zanahoria y luego nos dan con el palo) y los electores, contumaces en el error, pican, ¿para qué se van a privar de nada y ahorrar?

El jardín de Selgas Marín, a oscuras. Resumen de lo ocurrido desde que un atajo de indeseables se enseñoreó de los jardines de Selgas Marín y la Pau. 25-06-2019. LAS PROVINCIAS lo denuncia y el ayuntamiento se llama a andana hasta que, dos meses después, los vecinos amenazan con crear una plataforma y emprender una campaña de protestas. La reacción del alcalde no se hace entonces esperar y los convoca a una reunión en la que únicamente se compromete a redactar una nueva ordenanza sobre el uso de parques jardines, como si no hubiera ordenanzas bastantes para proceder en consecuencia. Cómo sería de grande el cachondeo que se formó que la misma corporación terminó autocriticándose al emitir enseguida un bando en el que recordaba todos los artículos que podía aplicar en contra de quienes estaban haciendo un uso indebido de dichas instalaciones. Pues bien, dos meses y medio después el PP ha denunciado con fotos que la iluminación de la vertiente norte del Jardín de Selgas Marín deja mucho que desear.