Alzira inicia el curso escolar sin incidentes y a la espera de que se cubran algunas bajas

El alcalde y concejales de Alzira visitan algunos centros en el primer día del curso escolar. / lp
El alcalde y concejales de Alzira visitan algunos centros en el primer día del curso escolar. / lp

Xàtiva aumenta la oferta formativa mientras que el PP de la ciudad reclama más seguridad en el colegio público Taquígrafo Martí

A. TALAVERAALZIRA.

Los centros educativos han abierto sus puertas para dar inicio al curso escolar 2019-20 y lo han hecho con el nerviosismo y la ilusión de los alumnos y con algunos temas pendientes.

En el caso de Alzira, todos los colegios e institutos han comenzado las clases sin incidentes pero todavía quedan algunas vacantes de profesores que falta que Conselleria cubra durante esta semana.

Así lo ha podido constatar el alcalde de la ciudad, Diego Gómez, y la concejala, Maria Calvo, en su visita a cuatro centros para dar la bienvenida al alumnado y al profesorado. «Ha sido una jornada sin incidencias en la que hemos podido ver muchas caras ilusionadas tanto de las criaturas como de sus familias y docentes», ha destacado Gómez.

Durante el verano, desde la concejalía de Obras Públicas se han llevado a cabo diferentes actuaciones de mantenimiento de las instalaciones para que los centros comenzaran las clases sin problemas. «Hemos estado en contacto con la dirección de los centros para conocer de primera mano sus necesidades, actividades y proyectos y para poner a su alcance las herramientas que dispone el Ayuntamiento para ofrecer una educación de calidad, actual e innovadora», ha comentado la concejala del área.

Las actuaciones más importantes que se han realizado en Alzira en materia de educación han sido la sustitución del suministro eléctrico del colegio Lluís Vives y Ausiàs March, la reforma de lavabos y cocinas en las escuelas infantiles y la sustitución de ventanas en el Alborxí.

En Xàtiva el curso ha comenzado con un aumento de la oferta formativa ya que se ha estrenado el aula de 2 a 3 años en el colegio público Teresa Coloma. Además, también ha aumentado el número de Ciclos Formativos en la ciudad que cuenta con diez en el Lluís Simarro, además del de Electricidad y Electrónica del Josep de Ribera o los de Automoción, Electricidad, Comercio y Sanidad en el Centre La Costera.

Por su parte, el PP de Xàtiva ha lamentado que el curso comience con deficiencias en el colegio Taquígrafo Martí que cuenta con un vallado provisional en la zona de gradas y arbolado sin podar.

«No parece preocuparle al equipo de gobierno el peligro real que entraña este vallado. Lo vamos a poner en conocimiento de la inspección educativa para que exija al Ayuntamiento una actuación inmediata», ha declarado la portavoz popular, María José Pla.

También han denunciado la caída de ramas durante el verano de los árboles que continúan sin podarse. «Queremos que el Ayuntamiento informe si esos árboles son seguros y si no lo son, que se corten y repongan con un arbolado idónea», ha añadido Pla.

Retraso en el aula de 2 años

En Canals no se han podido abrir todas las instalaciones educativas nuevas por la falta de algunas actuaciones. En el caso de la nueva aula de dos años del colegio José Mollà desde el Ayuntamiento han informado que se ha decidido «en consenso con las familias y la dirección del centro» no abrirla hasta que las obras se adecuen a las necesidades de los alumnos.

Tampoco ha comenzado el curso con el nuevo comedor del colegio Calixt III ya que falta que se instalen los electrodomésticos después de realizar esta obra el ayuntamiento durante el verano.

La vuelta al cole en Cullera ha traído consigo la creación de dos caminos escolares que recorren toda la población para que el alumnado de los centros educativos pueda hacer el trayecto de casa a la escuela a pie.

Se pretende así evitar el uso de vehículos contaminantes, que además suelen generar problemas de congestión de tráfico en las horas de entrada y salida a clase a las puertas de los colegios.

Las rutas unen los cuatro colegios públicos de Cullera (Sant Antoni de la Mar, l'Escolaica, Doctor Alemany y CAES Sant Agustí) así como los tres concertados (Hermanos Maristas, La Milagrosa y la Inmaculada Concepción).

En total, disponen de un total de 18 puntos de encuentro donde los más pequeños pueden quedar para ir juntos a clase. Concretamente, se distribuyen por la plaza Mongrell, 25 d'Abril, Andrés Piles, del Vall, la Diagonal del País Valencià, plaza de la Libertad, Patio de la Iglesia, rambla de San Isidro, Agustí Bou, del Riu, València, Germán Sapiña, y Ruzafa.

En Ontinyent, más de 7.000 alumnos han comenzado el curso de los que 382 lo hacían por primera vez gracias a las seis aulas de dos años creadas en la ciudad. El alcalde, Jorge Rodríguez, ha recordado que esta semana saldrán a concurso dos nuevas obras del plan Edificant : las obras del CEIP Lluís Vives y las del CEE Vallblanca. En concreto, en el Lluís Vives se reformarán los baños y se mejorará las condiciones térmicas y en el Vallblanca se reformará el aula-taller, se mejorará la climatización y se adecuarán los espacios exteriores.