El PP de Alzira denuncia el impago del Consell a la residencia de menores Santos Patronos

La residencia de menores se ubica junto al colegio. / lp
La residencia de menores se ubica junto al colegio. / lp

Los populares se quejan además de que por culpa de esta deuda se han tenido que pedir préstamos y piden que se condonen los intereses

ENRIC ORTIZALZIRA.

De acuerdo con el PP de Alzira, el Consell no está pagando a la Residencia de Menores Santos Patronos de Alzira, una residencia que se emplaza en el colegio de mismo nombre y en al que se acoge a 20 menores en su Centro de Día.

Una situación que según el grupo popular se viene dando desde enero y no afecta solamente a este centro sino «a las asociaciones y fundaciones que gestionan las residencias de menores tuteladas por la Generalitat».

El Partido Popular añade además qeu los trabajadores del centro «han tenido que retrasar dos meses el cobro de sus nóminas con los correspondientes perjuicios para sus gastos personales» y con un peligro en «la continuidad de las actividades necesarias previstas en los itinerarios de inserción y acompañamiento de los menores acogidos por no disponer de los fondos necesarios».

Este impago, de acuerdo con los populares, habría causado que los centros tutelados de la Comunitat se vieran obligados, como ha sido el caso del de Alzira, a pedir préstamos al Instituto Valenciano de Finanzas, por un valor total que según el informe del Síndic de Greuges asciende a 30 millones de euros.

Algo que para el Partido Popular «repercute negativamente en los más vulnerables, los menores», ya que ahora a «estas entidades se encuentran con que, además de adeudarles dinero, deben abonar los intereses de dichos préstamos».

Como broche a la denuncia de estas circunstancias, el PP de Alzira pedido «al Consell de Puig y Oltra que asuman su responsabilidad, en primer lugar abonando la deuda, pero además condonando los intereses de los préstamos» que las residencias para niños y niñas «se han visto obligados a concertar».

Con esta intención, advierten además de que elevaran una moción al Pleno en este sentido para tratar de obtener el respaldo del resto de fuerzas políticas. Acusan, por último, al Consell de «aumentar indiscriminadamente las nóminas de asesores y personal de confianza».