Almussafes baja el IBI urbano hasta el máximo legal y las empresas pagarán menos

Los cambios adoptados también incluyen bonificaciones por creación de empleo y por el uso de vehículos híbridos y eléctricos

REDACCIÓN ALZIRA.

El ejecutivo municipal de Almussafes ya tiene listas las modificaciones que se incluirán en las ordenanzas fiscales a partir de 2019. El pasado lunes 22 de octubre, el pleno de la corporación municipal aprobó en sesión extraordinaria una serie de medidas que pasan, en primer lugar, por la reducción del IBI urbano con el uso residencial y el resto de usos no diferenciados hasta situarlo en el mínimo permitido por la ley, el 0,40%.

De esta forma, el tipo de gravamen se reduce una décima respecto al año pasado, «cumpliendo así el compromiso que adquirió el equipo de gobierno con la ciudadanía», destaca el alcalde de Almussafes y concejal de Hacienda, Toni González. «El coeficiente aplicado ha pasado del 0,70% en 2007 al 0,40 en 2019, por lo que en poco más de una década ha bajado sustancialmente. Con esta nueva reducción de la contribución nos situamos en el gravamen mínimo legal y, por lo tanto, también al lado del vecindario», asegura el primer edil.

Los cambios aprobados en pleno, que recibieron previamente el visto bueno del área de Gestión Tributaria y de Recaudación a través del correspondiente informe jurídico, también beneficiarán al tejido empresarial. Concretamente, se modifica la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para que las empresas situadas en las calles de categoría fiscal 1, que abarca ambos polígonos industriales, pasen a tributar en base a un coeficiente del 2,70% frente al 2,85% aplicado este 2018.

El Ayuntamiento seguirá premiando a las compañías que hayan incrementado el número de empleados con contrato indefinido durante el periodo impositivo previo al de la aplicación de la bonificación en relación al año anterior y eleva el porcentaje de esta bonificación del 9% al 10%. «Reforzamos esta acción para fomentar la creación de empleo, que siempre ha sido mi mayor obsesión como alcalde de Almussafes y concejal de esta área», justifica González.

En relación con el medio ambiente las ordenanzas fiscales aprobadas mantienen los descuentos ya existentes en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que son del 50% para aquellos vehículos que se encuentren en el primer año de matriculación y del 45% para los que se sitúen en el segundo. Con esto, el ejecutivo municipal busca mantener una flota joven y, por lo tanto, menos contaminante. La gran novedad en este apartado es que los vehículos híbridos dispondrán de una bonificación del 50% durante los seis primeros años y los eléctricos del 75% durante ese mismo periodo de tiempo.

Además, se traslada el cobro del padrón del IVTM a final del ejercicio para que los recibos emitidos se ajusten al máximo a los ficheros mensuales remitidos por la DGT, con lo que se evitarán cargas administrativas. Por otro, se adelanta un mes el cobro del IBI para evitar que coincida con periodos de vacaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos