Algemesí propone al Sepes que se encargue de urbanizar el último sector del polígono Cotes

Imagen aérea de una zona industrial de Algemesí. / lp
Imagen aérea de una zona industrial de Algemesí. / lp

Los empresarios remarcan que existe demanda para crear más suelo industrial y el Consistorio confía en una respuesta afirmativa

MANUEL GARCÍAALGEMESÍ.

Los polígonos industriales se han convertido en un buen termómetro para conocer el estado de la economía de un determinado municipio o zona. En momentos de bonanza se registra un mayor movimiento, mientras que en épocas de contracción la parálisis suele dominar estos espacios que, décadas atrás, surgieron con mayor intensidad y que ahora, en muchas ocasiones, permanecen sin desarrollar o con muchos espacios vacíos.

En el caso del polígono de Cotes, situado en el término municipal de Algemesí, desde el propio Ayuntamiento se va a dar un impulso a la fase C de este área industrial para poder conseguir su urbanización y puesta en marcha cuanto antes.

Palma Egido, concejala de Promoción Económica e Industria del Ayuntamiento de Algemesí, explicó que, recientemente, han mantenido una reunión con responsables del Sepes para que urbanice este área, asuma un coste que, para el propio Consistorio sería muy difícil y posteriormente recupere el dinero con la venta de las parcelas. La Entidad Pública Empresarial de Suelo es un organismo adscrito al Ministerio de Fomento, que acumula una experiencia de 60 años en el sector de la promoción de suelo, principalmente industrial, configurándose como el principal operador de suelo público de ámbito nacional.

El Ayuntamiento confía en que el Sepes pueda decidirse a llevar adelante este proyecto

Con una superficie cercana a los 144.000 metros cuadrados, este sector C del polígono de Cotes, ubicado en las cercanías de la salida de la autopista, está ocupado en un 50% aproximadamente aunque en un estado precario, por lo que desde el Consistorio confían en que puedan urbanizarlo y que el polígono esté a pleno rendimiento y sirva para atender la demanda existente.

«Sepes está estudiando si el proyecto es viable y rentable y en breve esperamos que nos contesten», señaló la concejala.

Precisamente la gran cercanía a la salida de la autopista puede convertirse en un importante factor favorable para que las empresas se instalen en el polígono y puedan generar riqueza y empleo.

El coste del proyecto, según recordó la concejala, era de siete millones según el proyecto del año 2008, pero desde el Ayuntamiento se calcula que las cifras actuales pueden estar alrededor de los nueve millones de euros.

La propia concejala señaló que los empresarios locales, por medio de la asociación Empal, han destacado que existe demanda, factor que han hecho llegar al Sepes para que lo tenga en cuenta. «Ahora que ha retomado la puesta en marcha de proyectos creemos que puede plantearse de nuevo urbanizar esta zona», señaló Égido, quien recordó que en los años 80 el Sepes ya fue el agente urbanizador del sector B de este mismo polígono, de algo más de medio millón de metros cuadrados de superficie, que se encuentra prácticamente ocupado ya. El sector A, con unos 60.000 metros cuadrados, también se encuentra ya ocupado.

Fines del Sepes

La misión de Sepes, según explican en su propia página web, «consiste en fomentar el reequilibrio social y económico de todo el territorio español a través de la promoción, adquisición y preparación de suelo para usos residenciales, industriales, terciarios y de servicios. Para ello, elabora los proyectos de urbanización y se encarga de la ejecución de las infraestructuras urbanísticas necesarias. Además en algunos proyectos concretos, ha llevado a cabo la ejecución de actuaciones singulares, así como la edificación de naves industriales».

Asimismo, continúan explicando, «cuando se lo encomiendan las Administraciones competentes, Sepes realiza actuaciones en materia de vivienda protegida, mediante la promoción de suelo residencial y, en ocasiones, a través de la edificación de las viviendas necesarias».

En la actualidad Sepes participa, a petición del Ministerio de Fomento, en el 'Plan 20.000' cuyo objeto es el incremento de 20.000 viviendas en el parque de viviendas en alquiler a precios asequibles o sociales, para personas o unidades de convivencia con ingresos limitados en aquellos ámbitos en los que el mercado esté especialmente tensionado.