La alcaldesa de Algemesí hará «lo posible» para que haya mujeres tornejants este año

Els tornejants, durante una processoneta del matí. / lp
Els tornejants, durante una processoneta del matí. / lp

El Ayuntamiento y el Patronato exigen al grupo de baile que presente unos estatutos que recojan un modo objetivo de acceso

MANUEL GARCÍAALGEMESÍ.

«Espero y deseo que así sea y haré todo lo posible para conseguirlo». La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, no esconde el anhelo de su gobierno municipal, que afirma compartir con el Patronato, de que este mismo mes de septiembre, al menos una mujer participe en el baile dels tornejants, coto tradicional masculino hasta el momento.

La máxima autoridad municipal recordó que esperan que en breve el grupo dels tornejants les entreguen unos estatutos en los que se recojan de manera objetiva el acceso y la permanencia en este histórico baile. Afirmó que tiene constancia de que ya hay otros bailes que han elaborado el documento o están haciéndolo y añadió que confía en recibirlo y no tener que tomar algún tipo de medida coercitiva en caso de retraso o negativa por parte del grupo de los tornejants.

Y es que el comunicado lanzado a última hora de la noche del martes por el grupo de tornejants deja varias dudas que eludieron responder, ya que se limitaron únicamente a lo apuntado su escrito.

Els tornejants publican un comunicado ante el revuelo generado tras la reciente dimisión de su 'mestre', Juanfran Felici, debido a los problemas que éste afirmó haber hallado para posibilitar el acceso de la mujer a este baile.

En primer lugar, recuerdan que el 27 de mayo del año 2016 realizaron una asamblea entre cuyos puntos se encontraba «la inclusión (o no) de la mujer en els Tornejants». El mero hecho de incluir la posibilidad negativa ya ha molestado a diferentes sectores de la ciudad al considerar que en pleno siglo XXI no debería haber dudas en este sentido.

A continuación, piden apoyarse en alguien con más autoridad, como el Patronato de la Fiesta, «y no ser nosotros los que decidamos». Añadieron que acatarían la decisión del Patronato pero apostillan que la mujer debe incorporarse «en las mismas condiciones de los que ahora están».

No es hasta mayo de 2019 cuando el Patronato «acepta la participación de la mujer en els Tornejants», siempre según el comunicado de este colectivo.

Ante esta resolución, «la cuestión planteada es si este mismo año ha de salir una mujer sin tener en cuenta la lista de aspirantes (...) o bien se ha de tener en cuenta». Así, tras las discrepancias existentes entre el mestre «que piensa que la mujer debería salir este año, respecto a una mayoría que piensa que se ha de respetar el orden como se recoge en el extracto del reglamento de régimen interno dels tornejants referido al acceso al baile, el mestre toma la decisión de dejar el baile».

LAS PROVINCIAS pidió ayer sin éxito al grupo de tornejants que informara de en qué posición se encuentra la primera mujer en esta lista de aspirantes. A la hora de aclarar ésta y otras dudas se remitieron al comunicado.

Sin alusión al método

Pero, además, y es algo que no comentan los tornejants en su escrito, el reglamento interno sobre el acceso al baile, apunta que éste se producirá «en función de diversos parámetros, como por ejemplo los años que lleven ensayando y el interés mostrado en estos ensayos, si han sido 'botargues' y en función también de la destreza que demuestren en el baile».

A continuación, sin embargo, se recuerda que esta elección «se suele producir por consenso entre todos los miembros del grupo, pero si no se llega a tal consenso el mestre propondrá diversos nombres de los aspirantes y se produce una votación, entrando a formar parte de Els Tornejants aquel aspirante con mayor número de votos». Finalmente, se remarca que, «desde hace años, en la elección de procesiones por parte dels Tornejants, se intenta dejar espacio a aquellos aspirantes que hace años que están ensayando (siempre que eso sea posible)».

Con respecto a la salida del baile, es cada tornejant «quien decide el momento para dejar de bailar, momento éste que no suele sobrepasar los 40 o 45 años de edad, ya que el baile es muy exigente físicamente y a estas edades ya no se baila como a los veinte».

Más