El alcalde de Sueca se muestra dispuesto a «seguir llevando el escudo del PSOE»

MANUEL GARCÍAALZIRA.

Pese a que desde la dirección del PSPV se ha anunciado la intención de expulsar tanto al alcalde Dimas Vázquez como a sus cinco compañeros del PSPV que recibieron los apoyos de PP y Ciudadanos para acceder la alcaldía de Sueca el pasado sábado, el propio Vázquez señaló, en primer lugar, que su intención es «seguir llevando el escudo del PSOE, pero si me lo arrancan de manera injusta, pues nada, seguiré trabajando por mi ciudad». Recordó, en primer lugar, que no ha recibido ningún tipo de notificación y que una expulsión conlleva un proceso. Existen, afirmó Vázquez, «unos cauces democráticos para garantizar los derechos de los afiliados a esta histórica organización política. Éste es apertura de un expediente disciplinario, periodo de alegaciones de la persona o personas afectadas, resolución y derecho de defensa ante el comité de derechos y garantías del PSOE».

El primer edil, quien está previsto que hoy se incorpore ya al ayuntamiento con dedicación exclusiva, insistió en que todavía sigue siendo del PSPV «y el tiempo será el que diga si continúo».

Con respecto a los próximos pasos que dará como alcalde, Vázquez señaló que a partir de esta semana comenzarán a definir su equipo de trabajo. Por el momento es seguro que Ciudadanos sí asumirá responsabilidades en forma de áreas y el resto de formaciones serán quienes deban decidir si aceptan la oferta que realizó el primer edil. Así, tanto PP como Compromís y el grupo independiente GISPM deberán decidir si aceptan la oferta de ostentar alguna concejalía: «Eso de que quien gobierna debe mandar y el resto al rincón de pensar es algo que se ha acabado y con lo que no estamos de acuerdo. Queremos ofrecer responsabilidades a todos», afirmó.

El alcalde socialista también lamentó haber recibido insultos por parte de alguna persona afín a Compromís tanto a la salida como a la entrada del salón de plenos.