El alcalde de Almussafes paga productividad a trabajadoras en la semana electoral

Fachada del ayuntamiento de Almussafes. / lp
Fachada del ayuntamiento de Almussafes. / lp

Compromís ve «poco ético» el hecho, lo considera un «intento de compra de voluntades» y duda de si el primer edil tiene potestad para ello

MANUEL GARCÍA ALMUSSAFES.

Un pago de productividad por la calidad del trabajo «al cual no está obligado la empresa y que ha sido voluntad del alcalde». Las trabajadoras de la empresa municipal pública sociedad anónima de Almussafes, que se encarga de la limpieza de los edificios públicos, han recibido durante esta semana en sus cuentas corrientes un pago que, por término medio, ronda los 110 euros, correspondiente a la productividad y calidad de su trabajo durante el primer cuatrimeste de este año.

En un mensaje telefónico al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, por parte de la coordinadora se explica a las trabajadoras, alrededor de 25, que reciben este pago por voluntad de Toni González, primer edil del municipio, quien es, según se apunta, «el máximo responsable de repartir los beneficios entre las trabajadoras».

En el mismo mensaje se señala que esta paga recibida corresponde al primer cuatrimestre del año, por lo que, según se advierte pese a tratarse de un complemento que analiza un buen trabajo, quedan dos pagos más pendientes hasta que finalice 2019.

González afirma que el Ayuntamiento no se ha de parar por la llegada de las elecciones

Finalmente, se recuerda que cada una de las trabajadoras ha percibido una cuantía diferente debido a diferentes criterios de valoración: «Jornada en horas, absentismo laboral, iniciativa, eficacia, corresponsabilidad y resolución de problemas y conflictos», se detalla.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, desde Compromís apuntaron en primer lugar que no tienen ningún problema en que se les pague la productividad a estas trabajadoras, pero consideraron «poco ético» que a pocos días de las elecciones se les realice este pago», un pago que, según recordaron, «nunca se había dado en los dos años de existencia de esta empresa».

Desde esta formación agregaron que este pago les parece «un intento de compra de voluntades» por parte del primer edil socialista y afirmaron que dudan sobre la legalidad de que el alcalde tenga la potestad para tomar esta medida, por lo que afirmaron que estudiarán lo ocurrido y recabarán la información necesaria para detectar alguna posible irregularidad.

También en declaraciones a LAS PROVINCIAS, el alcalde y candidato a la reelección por el PSPV, Toni González, defendió la legalidad de la medida y afirmó que el volumen de trabajo del Ayuntamiento impidió que este pago se ingresara en las cuentas de las trabajadoras hace dos semanas como estaba inicialmente previsto. Agregó, por tanto, que el pago se ha concretado esta semana «como podría haberse hecho la próxima».

Agregó que la maquinaría municipal no puede ni debe detenerse por la proximidad de unas elecciones y puso como ejemplo el hecho de recibir críticas ante la presentación de un plan de empleo local: «¿Qué hacemos con todas las cosas que vamos haciendo?, ¿las paramos?».

González explicó que ha abonado las diferentes cantidades a las trabajadoras después de consultar informes de la supervisora que conoce más exactamente a cada persona. Matizó que esta cantidad no la han recibido ni las personas que estaban de baja ni las que se hubieran incorporado muy recientemente a la empresa de limpieza.

Sobre la potestad del alcalde, desde el gobierno local se recordó que en el mes de febrero se modificaron los estatutos, con informes positivos de los técnicos, para facultar al primer edil.

Así, afirmaron que este pago se incluye dentro de cuestiones de gestión diaria de la entidad y que ésta y otras «como el pago de gasóleo por ejemplo» no deben ser aprobadas con anterioridad por parte del consejo de la administración, entidad en la cual también están partidos de la oposición como PP y Compromís y el propio PSPV.

González también criticó a Compromís «porque quería impulsar un proceso selectivo y no quería que el Ayuntamiento subrogara a las trabajadoras». Añadió que en una próxima reunión del consejo de administración se dará cuenta de este pago, «pero que vengan», agregó en referencia a la representante de Compromís.