El alcalde de Alfarp acusa al teniente de alcalde de personalista

Raúl Mínguez. / lp
Raúl Mínguez. / lp

Raúl Mínguez recuerda a Compromís que hay que gobernar para todos los vecinos y critica la pasividad de Cervera sobre la moción del PP

REDACCIÓN ALZIRA.

El portavoz del PSPV de Alfarp y actual alcalde, Raúl Mínguez, ha querido opinar sobre lo ocurrido en un reciente pleno en el que, junto al PP, pidieron la dimisión del primer teniente de alcalde y exprimer edil Santiago Cervera (Compromís). Mínguez ve «evidente que el pueblo ha cambiado para bien esta legislatura, pero no es fruto de una sola persona como nos quieren hacer creer, es el trabajo de muchos colectivos y personas».

Según el primer edil, Compromís, a falta de tres meses para nuevas elecciones, «no se ha dado cuenta aun que las matemáticas y la aritmética daba para lo que daba, y sin consenso y colaboración nada hubiera sido posible. Para Cervera la lealtad es estar con él o contra él.

Recordaron que los vecinos «están por delante de cualquier sigla política. No siempre lo tienen presente. Hay que gobernar para todos y todas, independientemente del color político que sean respetando todos los puntos de vista, gustos y costumbres democráticamente».

Compromís acusó al PSPV de pactar más con el PP. Los socialistas recordaron que, desde que asumieron la alcaldía, «se consensuan todas las propuestas con todos los grupos políticos, el 80% de las propuestas que van a pleno son aprobadas por unanimidad, incluidos los presupuestos de 2019, algo inédito en Alfarp. Suponemos que no será fruto de la casualidad y algo de buen trabajo habrá».

Sobre la subvención objeto de controversia cabe recordar que en febrero de 2018 se firma un convenio con la Diputación de 150.000 euros, para las obras de la II fase del Auditorio, a la cual se le suma los PPOS de 2017 una cantidad de 65.797 euros, siendo adjudicada la obra en marzo de 2018 por 215.797 euros. Ambas subvenciones son incompatibles porque una es ayuda directa y la otra es de concurrencia competitiva. La Diputación nos obliga a renunciar a una de las dos para poder cobrar la otra. Mínguez apuntó que Cervera «ha afirmado en algunos medios que 'tenemos la posibilidad de recuperarlos'. Eso es asumir que los has perdido».

Le acusó de tener «memoria selectiva. Es cierto que la renuncia la firma el actual alcalde socialista, (como exalcalde debería saber que debe ser así, es la forma legal) que recibe el proyecto ya adjudicado y las obras muy avanzadas, pero también es cierto que es el actual alcalde el que firma e inicia los trámites para poder recuperar dicha subvención, y que por parte de Presidencia de la Diputación hay un compromiso firme de poder solucionarlo.

También es el actual alcalde, prosigue Mínguez, el que firma la documentación en enero de 2019, del convenio para la primera fase de las obras del Auditorio de 71.000 euros «que desde 2017 había quedado olvidado en algún cajón, solicitando a diputación una prórroga de 3 meses para poder presentar la documentación ya que había expirado el plazo; seguramente si consultamos a Cervera será culpa de algún alto funcionario de aquella época. Hoy seguimos sin ese dinero».

Sobre la moción y el hecho de que Cervera dijera que se enteró cinco minutos antes del pleno del voto del PSPV, el PP presentó la moción seis días antes «y fue incapaz de ni siquiera llamar por teléfono para contrastar la opinión de los socios de gobierno. El PP desconocía la intención de voto de los socialistas hasta la hora de la votación, cosa que podría hacer pensar que no se trata ni de una estrategia electoral ni conspiratoria».

Afirmó que el voto de los socialistas fue «mesurado, ya que se quitaron los puntos que afectan directamente a la persona de Cervera como el tema de sueldos».