Alberic consigue un superávit de 670.000 euros y un remanente de 1,5 millones

REDACCIÓN ALZIRA.

Alberic tenía previsto lograr en los presupuestos de 2018 un superávit de 22.000 euros. Tras el cierre oficial del curso, el real fue de 670.000 euros. Trescientas veces mayor de lo esperado. Lo desveló el informe de la liquidación aprobado esta semana por la interventora municipal, que también desveló que el remanente de tesorería se fue hasta los 1,5 millones de euros, lo que permite al Ayuntamiento que dirige Toño Carratalá contar con liquidez de sobra para asumir sus obligaciones fiscales inmediatas. De hecho, la interventora municipal trasladó al equipo de gobierno (compuesto por Ciutadans per Alberic y el PSPV-PSOE) que con dicho remanente de tesorería puede destinar más de 200.000 euros adicionales a la reducción de la deuda municipal, que se ha recortado en más de un 60% en la presente legislatura. Además, la trabajadora municipal también propone que el resto, más de 1,3 millones de euros, se puedan destinar a financiar gasto mediante modificaciones en el presupuesto municipal del presente curso 2019.

«Los registros económicos del Ayuntamiento de Alberic son magníficos. En la presente legislatura el área que comanda Josep Puig ha realizado un trabajo excelso, demostrando que este equipo de gobierno es responsable y sabe que la buena marcha económica redunda en beneficios de todos los vecinos y vecinas. Las previsiones más que cumplirse, se han rebasado positivamente y eso nos da razones para seguir en la misma línea», argumenta el alcalde de Alberic, Toño Carratalá.

El consistorio ha querido que la mejor situación económica de la institución se note en todos los vecinos y vecinas y por ello ha procedido a aprobar una serie de rebajas fiscales. Algunas con recortes enormemente interesantes que permitirán grandes ahorros entre el vecindario. Se trata del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, el conocido popularmente como plusvalías.