Se abre el expediente para declarar BIC las Ambaixades y la Baixada del Crist de Ontinyent

Destacan las características especiales de estos dos actos de los Moros y Cristianos y esperan conseguir el reconocimiento

REDACCIÓN ONTINYENT.

La dirección general de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana inicia el expediente para declarar Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) los actos de las Ambaixades de Moros y Cristianos y la Baixada del Crist de Ontinyent, según publica el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

El alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, tras conocer el inicio de la tramitación del expediente ha mostrado su alegría y ha señalado que «estamos convencidos que conducirá a conseguir la máxima protección a uno de los elementos principales de nuestro patrimonio cultural inmaterial». Rodríguez también ha mostrado su agradecimiento «a todas las personas e instituciones que han participado de una u otra forma y en particular a la Societat de Festers».

Las fiestas de Moros y Cristianos de la Comunitat Valenciana ya fueron declaradas Bien de Relevancia Local en el año 2015. Sin embargo, las Ambaixades y la Baixada del Crist son dos actos que el Ayuntamiento de Ontinyent y la Societat de Festers, que ya solicitó este reconocimiento en 2011, consideraron que presentaban unas características singulares que requerían una mayor protección patrimonial y por ello enviaron una petición formal el pasado marzo.

El presidente de la Sociedad de Festeros, José Rafael Sanchis, ha explicado que la solicitud se hizo «para garantizar y proteger en un futuro la esencia de las fiestas». Además, Sanchis ha mostrado su satisfacción por el inicio del expediente al considerar que estos dos actos «identifican plenamente en Ontinyent. Por un lado la Baixada del Crist representa el sentimiento religioso del pueblo y la Ambaixada, nuestro pasado histórico».

En el caso de las Ambaixades, su comienzo data de 1860 de acuerdo con la antigüedad del texto de las embajadas escritas por famoso literato Joaquín J. Cervino y no ha modificado la esencia del acto desde su inicio. En cuanto a la Baixada del Crist de l'Agonia, su comienzo data del mismo año y no ha modificado su itinerario desde ese año y es, además, «heredero directo de las salvas de honor que disparaban las milicias efectivas de la época foral. Una celebración con más antigüedad que las mismas fiestas moro-cristianas y que continúa celebrándose prácticamente igual que hace 150 años», según consta en el expediente.

El consistorio, al tiempo que espera la declaración BIC de estos dos actos, continúa trabajando con la Societat de Festers para lograr la consecución de la declaración de los Moros y Cristianos como Interés Turístico Internacional.

Baixà de Catadau

Por su parte, en Catadau también esperan que una de sus fiestas sea declarada Bien de Interés Cultural. Se trata de la Baixà de Santa Bárbara se celebra en el municipio cada año en la primera quincena del mes de agosto y consiste en el traslado de la patrona de la localidad, desde su ermita hasta la iglesia de Catadau. El traslado se realiza en una romería compuesta por 13 grupos de danzas valencianas. El fuego, la murta y los personajes que rodearon la vida de la Santa completan una representación única.

 

Fotos

Vídeos