Ábalos promete seguir trabajando para que Alzira tenga una conexión directa con la AP-7

José Luis Ábalos, Isabel Aguilar, Neus Garrigues y Mercedes Caballero. / lp
José Luis Ábalos, Isabel Aguilar, Neus Garrigues y Mercedes Caballero. / lp

El ministro de Fomento recuerda que el fin del peaje se producirá el próximo 31 de diciembre y muestra su apoyo a Isabel Aguilar

MANUEL GARCÍA ALZIRA.

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, prometió seguir trabajando desde la responsabilidad que le corresponda a partir de las próximas elecciones generales para que la ciudad de Alzira cuente con un enlace directo con la autopista AP-7, una de las reivindicaciones principales del Consistorio alcireño y de los empresarios de la capital de la Ribera Alta.

A preguntas de los medios de comunicación, Ábalos recordó, en referencia a la autopista, que el próximo 31 de diciembre será la fecha que marque el final de la concesión, por lo que a partir de 2020 la autopista dejará de ser de pago y será gratuita. Incluso, el ministro señaló que incluso ya han pasado los plazos para impulsar una nueva licitación, algo que no harían en ningún caso.

De este modo, y para tratar de que esta conexión pudiera ser una realidad deberán seguir negociando con el Gobierno de la Generalitat. Finalmente, Ábalos recordó que él mismo ha defendido esta conexión y se mostró favorable a impulsar «todo lo que suponga vertebrar».

La secretaria comarcal resaltó el trabajo en sanidad para eliminar «aparatos obsoletos»

El ministro de Fomento realizó estas manifestaciones antes de comenzar el acto de presentación de Isabel Aguilar como candidata sociailsta al Ayuntamiento de Alzira. Ábalos, quien llegó prácticamente una hora tarde frente a la hora de convocatoria del acto, participó en un mitin que tuvo lugar en el patio porticado de la Casa de la Cultura y que apenas reunió a varias decenas de personas si se exceptúa a alcaldes, concejales y militantes socialistas. De este modo, la asistencia total se puede cifrar en menos de 200 personas.

La primera interviniente en el mitin, la secretaria comarcal y alcaldesa de La Pobla Llarga, Neus Garrigues, se detuvo en primer lugar en la reversión del Hospital Universitario de la Ribera, que recientemente ha celebrado su primer año. Afirmó que desde el Gobierno de la Generalitat han tenido que «trabajar mucho» para solventar cuestiones como los «aparatos obsoletos» que había en las instalaciones. Calificó la reversión como «una victoria del socialismo» porque el departamento de salud que engloba a la comarca de la Ribera «funciona mucho mejor, le pese a quien le pese. Ha vuelto la sanidad pública a la comarca».

La segunda área a la que se refirió Garrigues fue a la agricultura y acusó al Partido Popular de no haber hecho nada por el sector.

La responsable comarcal alabó a la candidata a la alcaldía de la ciudad, de quien dijo que tiene «ilusión, ideas y ganas de trabajar» y agregó que representa los valores socialistas.

Isabel Aguilar agradeció todo el apoyo recibido por parte de los responsables políticos y se mostró dispuesta a trabajar para conseguir la alcaldía. Destacó que es intención de su partido no darle ni un segundo de su tiempo a formaciones de extrema derecha sin referirse en concreto a Vox.

La secretaria general provincial, Mercedes Caballero, tras incidir también en la gestión efectuada con respecto a la sanidad, también recordó que el PP no ha apoyado en ningún momento a la agricultura.

Agregó que las próximas elecciones suponen «seguir evolucionando o volver a la España de blanco y negro» y destacó que ahora es el momento de que personas como Isabel Aguilar asuman las alcaldías de las ciudades.

Finalmente, el ministro de Fomento, en un largo discurso en clave nacional, por cuya duración pidió disculpas, criticó a Partido Popular y Ciudadanos por no haber permitido que salieran más medidas adelante por lo que justificó el modo de gobernar basándose en Reales Decretos. Afirmó que la Mesa del Congreso, donde no cuentan con la mayoría suficiente, «ha destruido todas las iniciativas que hemos querido impulsar».

Ábalos tuvo palabras de crítica sin ambages contra lo que le había sucedido unas horas antes a la candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, en la Universidad. Rechazó rotundamente que no le hayan dejado hablar y se mostró «aterrado» de que haya jóvenes con formación universitaria que actúen de este modo ante un representante político.