Las Provincias

PP de Cullera denuncia que la Feria ha vuelto a funcionar sin licencia

  • Los populares califican al equipo de Gobierno de «irresponsable» por permitir que las atracciones abrieran sin seguridad

El Partido Popular de Cullera denuncia que las atracciones de la Feria, el pasado mes de abril, instaladas junto a la Plaza Andrés Piles, estuvieran funcionando sin disponer de la preceptiva licencia, calificando de «muy grave» que estas instalaciones hayan sido utilizadas tanto por niños como por mayores y resaltan «la muy poca responsabilidad» del equipo de Gobierno municipal, puesto que repartieron entradas gratuitas a los alumnos de Primaria de la localidad, un total de 1.265 escolares, «sabiendo que no se cumplían las medidas de seguridad».

Los populares explican en un comunicado que a los feriantes les fue denegada la licencia de actividad al faltarle e certificado de la instalación eléctrica en baja tensión para instalación específica que debe de suscribir una empresa autorizada y con el sello de registro de la Conselleria de Economía Sostenible de la Generalitat, «boletín que certifica que las atracciones eléctricas cumplen los requisitos».

Desde el PP de Cullera consideran aún pero que «se han consentido que las atracciones presentaran boletines de otras ferias estando instaladas en otros emplazamientos y hasta incluso de otros años, cuestión que nos sorprenden y mucho, ya que en el último pleno celebrado en mayo, el mismo concejal Juan Vicente Armengot, que firma la resolución , da por acabado el procedimiento, reconoce que conocía que los feriantes no habían entregado en el Ayuntamiento la documentación que correspondía».

El PP cullerense recuerda la denuncia que ya realizaban el año pasado, cuando criticaron que la Feria estuvo 26 días en funcionamiento teniendo informes desfavorables de los técnicos municipales, con argumentos como que «las instalaciones eléctricas no tienen seguridad y sus condiciones de montaje incumplen la normativa para este tipo de instalaciones, de manera que se está generando un cierto riesgo para los usuarios de la feria y de los propios actores de la misma».

También informaban los técnicos sobre la falta de aportación del certificado final de instalación con visado colegial y de que los hinchables «sufren de defectos en el anclaje» y que a pesar de todo ello, el recinto ferial estuvo desarrollando su actividad diariamente.

Finalmente, el PP traslada al alcalde, Jordi Mayor, «toda la responsabilidad derivada en nuestro Ayuntamiento».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate