Comienza el juicio del incendio de Cullera causado por el lanzamiento de un castillo

Las mesas de concertación de Bolbaite y Carcaixent se inician esta semana y definirán la actuación para recuperar la zona forestal

A. T.

Más de dos años después de que se produjera el incendio en la montaña de Cullera por el disparo de un castillo de fuegos artificiales, hoy se inicia la primera sesión del juicio en la Ciutat de la Justicia de Valencia en el que se procesará al exalcalde de la ciudad, Ernesto Sanjuán.

El ministerio fiscal pide tres años y medio de cárcel para Sanjuán por este incendio que se declaró el 26 de abril de 2014 en la zona de Cabesol-Muntanya de les Raboses como consecuencia de unos fuegos artificiales que autorizó en la montaña , pese a la prohibición existente por haber riesgo «extremo» de incendio forestal.

En su calificación provisional, el ministerio público pidió el sobreseimiento de la causa respecto al que fuera edil de Fiestas Andreu Piqueras al considerar que no había quedado acreditado que su conducta fuera constitutiva de delito, por lo que ya no está presente en la causa.

El fiscal también ha pedido una indemnización para la Generalitat de 1.092 euros, que es el importe al que ascendieron los gastos de extinción. Y es que el fiscal considera que el exalcalde actuó con una «frontal inobservancia» de las «mínimas precauciones» a la hora de autorizar el lanzamiento de los fuegos artificiales por las Fiestas Mayores en la montaña de la localidad, junto al castillo, en un momento en el que había unas condiciones «absolutamente inidóneas». Las llamas obligaron a evacuar varias viviendas de la zona y se llegaron a calcinar 3,2 hectáreas de superficie.

La justificación pública que ha dado el exalcalde Sanjuán siempre ha sido que este castillo de las fiestas «era una tradición» y siempre se había lanzado en esta zona.

Cabe recordar que en años anteriores, como consecuencia del lanzamiento de otros castillos de similares características, se habían producido en la misma montaña de Cullera otros incendios aunque de «escasa extensión y consecuencias», en 2010, 2011 y 2013. Pese a ello, se volvió a escoger como lugar de lanzamiento pese a las recomendaciones y avisos de peligro.

Mesas de concertación

Por otra parte, las mesas de concertación post-incendio forestal de los términos municipales de Bolbaite y Carcaixent, que constituyen el nuevo mecanismo de participación para definir y rediseñar los objetivos de restauración, se crearán los días 20 y 21 de julio, respectivamente.

Formarán parte de ellas la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, la Diputación de Valencia y los ayuntamientos afectados, así como entidades y colectivos de ambas zonas, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Estos órganos tienen como misión definir y rediseñar los objetivos de restauración y resultan complementarios del trabajo del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo para elaborar un protocolo de actuación post-incendio que defina los criterios a seguir para la regeneración de las zonas quemadas a medio y largo plazo, así como para controlar la erosión.

 

Fotos

Vídeos