Compromís de Carcaixent tendrá el control de gobierno y pide «lealtad» para pactar

Paco Salom, futuro alcalde de Carcaixent, durante la jornada electoral. :: lp/
Paco Salom, futuro alcalde de Carcaixent, durante la jornada electoral. :: lp

En Carlet, la coalición buscará acuerdos con el PSPV para «hacer otra política» donde «la silla» no será lo más importante

A. TALAVERA

Compromís per Carcaixent ha conseguido la mayoría más amplia de la coalición en la Ribera Alta con diez concejales y muy cerca de obtener la mayoría absoluta. Un resultado que permitirá gobernar a su líder, Paco Salom, en la ciudad ya que la unión del resto de formaciones es prácticamente inviable.

Compromís va a comenzar a reunirse con todos los grupos, incluso con el PP aunque es «difícil que lleguemos a acuerdos concretos».

El primero de estos contactos será con el PSPV «por afinidad», formación que ha obtenido dos ediles. Pese a la predisposición de Compromís de llegar a acuerdos con alguna formación para tener más fuerza en el futuro gobierno, Salom tiene claros los límites.

«No vamos a renunciar a la responsabilidad de gobernar ni a tener el control porque tenemos una amplia mayoría, además es impensable que cedamos la alcaldía», ha asegurado Paco Salom.

Con estos preceptos, se buscará socios de gobierno con un predisposición favorable y que muestren «lealtad y que sus exigencias no sean excesivas», ha aclarado el número uno de Compromís per Carcaixent.

La coalición quiere llegar a un pacto para dar estabilidad a la institución pero no basado en acuerdos puntuales, «queremos que estemos todos trabajando en la misma línea», ha señalado Salom.

El futuro alcalde de Carcaixent no quiere hablar todavía de proyectos hasta que no se conforme de forma definitiva el nuevo equipo de gobierno pero lo que sí resalta es que lo primero será «cerrar los expedientes que están encima de la mesa y recuperar servicios que tienen problemas para que no se interrumpa el funcionamiento normal», ha explicado.

Además, existen necesidades que por calendario se tienen que trata cuanto antes como la configuración de las fiestas patronales, entre otras. Con estas prioridades afrontará la nueva etapa del gobierno en Carcaixent.

Carlet, otro punto clave

Carlet es otro de los municipios de la Ribera Alta donde Compromís ha sido la fuerza más votada dando un giro tras 20 años de gobierno popular. En este caso, el único socio de gobierno posible es el PSPV con el que hay «buena sintonía» a pesar de que no se ha realizado ninguna reunión formal para tratar el tema.

«El pueblo ha demostrado que quiere un cambio y vamos a optar por otra forma de hacer política», ha comentado la líder de Compromís per Carlet, Maria Josep Ortega.

Sobre el futuro de la alcaldía, Ortega ha recordado que son la fuerza más votada y que «lo lógico sería que fuera yo» la alcaldesa pero «que no nos importa el quién si no el qué, no se trata de tener la silla».

Lo que sí está claro es que cuando entren en el ayuntamiento lo primero será realziar una auditoría contable y revisar el organigrama municipal. Un plan de choque para ayudar a las personas más necesitadas es otra de las prioridades de Compromís.

Maria Josep Ortega también ha sido elegida diputada en Les Corts y será la única representante de la Ribera en el parlamento valenciano. «Esto será un complemento al trabajo local y en la Ribera», ha comentado Ortega.

De esta forma, la política carletina llevará las reivindicaciones históricas de la comarca a Les Corts como la mejora de las infraestructuras viarias o la eliminación de los barracones en los centros escolares. Pero también las peticiones de los agricultores y la defensa del Júcar, como parte esencial de la comarca.

La recién estrenada coalición Compromís de Turís también tendrá un importante papel en la configuración del próximo gobierno de la ciudad. El concejal obtenido es necesario para que un tripartito (PSPV, C's y Compromís) se haga con el gobierno ya que ha anunciado que en ningún caso negociará con el PP que ha sido la formación más votada.

Sin embargo, Compromís apuesta por «acuerdo que garantice la gobernabilidad», en caso contrario optará por votarse a sí mismo, lo que provocaría que el PP de Pilar Lozano revalidase la alcaldía.

Fotos

Vídeos