El PSPV ve cerca el acuerdo en Algemesí y en Cullera peleará la mayoría absoluta

M. G. ALZIRA.

La jornada de ayer, con la 'resaca' propia del día de las elecciones, ya dejó algunas pinceladas de por dónde pueden ir los pactos municipales, aunque la mayoría de formaciones apuesta por la tranquilidad y las conversaciones sosegadas a la hora de concretar acuerdos de legislatura o meros apoyos para conseguir la alcaldía. «Vamos con calma», manifestó uno de los candidatos que confía en lograr apoyos para asegurar una legislatura tranquila.

En Algemesí, la segunda fuerza más votada y primera entre las de izquierda, el PSPV, considera que, por su parte, el acuerdo a tres bandas está muy cercano. Quien se perfila como alcaldesa, la socialista Marta Trenzano, cree que este acuerdo se alcanzará «en un 95%» según sus objetivos. PSPV y EU parecen más cerca de cerrar un acuerdo para toda la legislatura mientras que queda por ver la decisión de Més Algemesí, que en ningún caso permitirá la continuidad de Vicent Ramón García como alcalde popular como lo ha sido en esta legislatura.

Quien todavía no ha dicho su última palabra a la hora de conseguir la mayoría absoluta es el PSPV de Cullera. A lo largo de esta semana acudirán al juzgado para 'pelear' por algunos votos que podrían acercarles aún más al undécimo edil. En caso contrario, un acuerdo con Compromís sería suficiente aunque también queda la opción de gobernar en minoría.

En Alginet, Jesús Boluda, alcalde de Compromís, podría mantener la vara de mando si pacta con Socialistes d'Alginet. Ambos tienen cinco concejales en un consistorio muy fraccionado con hasta seis partidos en liza.

Guadassuar también será otra de las plazas que previsiblemente pierda el PP, ya que Compromís apunta a la alcaldía con o sin el apoyo del PSPV local. La salida de José Ribera también podría haber sido un factor para acrecentar los malos resultados logrados.

Turís parece una de las pocas opciones en la que los populares podrían arañar otra alcaldía. El acuerdo con Ciudadanos, de Ismael Corell, le daría el voto necesario para que Pilar Lozano mantuviera la vara de mando.

Pese a haber sido la fuerza más votada, el PP de Sollana deberá asegurar un concejal más o tratar de que las tres formaciones que completan el Consistorio (PSPV, Compromís y Pais) no lleguen a un acuerdo a tres bandas. Vicent Codoñer, actual alcalde popular, afirmó que su partido, como fuerza más votada, abrirá las conversaciones en las que intentarán que fructifique un acuerdo que les dé el gobierno.