Los vecinos de Los Lagos de Alginet, contra el proyecto de urbanización de 28,6 millones

Protesta de vecinos a la puerta del ayuntamiento de Alginet. :: manuel garcía/
Protesta de vecinos a la puerta del ayuntamiento de Alginet. :: manuel garcía

Los propietarios afirman que no podrán hacer frente a cantidades que superarán los 20.000 euros y el alcalde cree que no hay otra salida

MANUEL GARCÍA

«La gran mayoría ni quieren ni pueden pagar esas cantidades». Rosa Fina Ibor, presidenta de la Sociedad Civil Particular (SCP) de los vecinos de la urbanización Los Lagos de Alginet no deja lugar a dudas de cómo se ha recibido la intención del equipo de gobierno de impulsar el proyecto de urbanización de la zona que tiene un coste que supera los 28,6 millones de euros. «Puede que haya una parte de vecinos que puedan y estén dispuestos a pagar para que se termine la urbanización de una vez, pero la gran mayoría no puede asumir estas cantidades», cifras que algunas fuentes sitúan con creces por encima de los 20.000 euros.

«¿No les importa que haya gente que no puede pagar ese dinero porque se ha quedado sin trabajo? Nos sentimos perdidos», explicó Ibor, quien denunció que los ciudadanos «asumimos las restricciones y mientras algunos políticos realizan gastos que son innecesarios».

La propia SCP ha remitido una carta a los propietarios en la que explica la situación después de que el alcalde acordara iniciar el expediente de contratación, por 298.300 euros, para redactar un Programa de Actuación Integrada, modificación del Plan Parcial, estudio de integración paisajística, estudio de impacto ambiental y proyecto de reparcelación de la urbanización Los Lagos, «que abre el camino para la ejecución del proyecto de 2007, actualizado por un importe en principio con IVA incluido de 28.640.046 euros que se pretende que pague el propietario», apuntaron en la misiva los vecinos.

Reconocieron que es «posible que la resolución no sea más que humo preelectoral y gastos a cargo del importe de la subasta de los bienes de Suesa (Suelo Española SA), gastos que ya rondan el millón de euros, pero, ¿y si no lo es y perdemos la oportunidad de defensa?». De este modo, la SCP anunció que está preparando una reunión en el local social de la urbanización para ofrecer información por parte de expertos en el tema.

Se da la circunstancia de que las elecciones del próximo domingo, caso de cambiar la configuración del consistorio, también podrían hacer variar el modo de enfrentarse a este casi sempiterno problema que acumula más de 40 años de historia.

La aún portavoz de Gent per Alginet, Gloria Arnandis, quien ya ha anunciado que abandona el Consistorio, afirmó que la decisión del actual equipo de gobierno (un cuatripartito formado por Compromís, PSPV, Socialistes d'Alginet e Idea) supone «arruinar el pueblo» y los calificó de «kamikazes» e «irresponsables». La concejala recordó que en los Lagos hay más de 1.100 parcelas con más de 800 viviendas urbanizadas.

Arnandis también dudó de los plazos apuntados por el alcalde de Alginet, Jesús Boluda, respecto al inicio de las obras debido a la complejidad de las mismas y a su coste y recordó que lo que se debe hacer en esta zona «es terminar la urbanización aprovechando lo que ya hay y no hacer campo raso porque hay cosas que ya están estructuradas y hechas».

Por su parte, el alcalde del municipio, Jesús Boluda (Compromís), apuntó, en primer lugar, que no considera que haya un motivo de discusión sobre quién ha de pagar la urbanización de los Lagos: «¿Quién tiene que pagarlo, el resto del pueblo?», se preguntó.

Respecto al coste del proyecto sí reconoció que es bastante elevado pero hay circunstancias que no pueden controlar como el hecho de que la Confederación Hidrográfica del Júcar no les deje realizar canalizaciones por dentro de los barrancos, por lo que han de usar las bombas que incrementan el coste.

Boluda afirmó que siguen sin saber si a la empresa Suelo Español, «que no ejecutó las obras y que es la culpable de todo este problema, le queda algún terreno en la zona», por lo que, en el caso de existir, se debería subastar y esta cantidad de dinero iría destinado a reducir el coste del proyecto que deberían asumir los propietarios.

«No hay otra salida, sea para esta corporación o para la que venga después. Ese es el camino, aunque reconocemos que ha sido largo», afirmó el primer edil.

 

Fotos

Vídeos