Una mujer denuncia olores por la presencia de un caballo en una casa

Vivienda en ruinas. :: lp/
Vivienda en ruinas. :: lp

La vecina de Alginet ha elevado la queja al Defensor del Pueblo ya que el consistorio no ha solucionado los problemas

A. TALAVERA

Ratas, malos olores, peligro de desprendimientos. Todo esto es lo que tiene que aguantar cada día una vecina de Alginet debido a que junto a su vivienda hay una casa en ruinas que alberga un caballo.

En un primer momento, esta vecina intentó llegar a un acuerdo con el propietario de esta casa para que acabara con las molestias generadas, pero las conversaciones no acabaron solucionando los problemas. Así que en agosto del pasado año inició un periplo administrativo para conseguir que se pusiera fin a esta situación que «insoportable y que me está generando ansiedad», comenta Susana.

Un camino que por el momento le ha llevado hasta interponer una queja al Defensor del Pueblo denunciando el silencio administrativo y la «dejadez» del ayuntamiento de Alginet que es el que tiene que hacer cumplir las ordenanzas.

Y es que el solar donde se encuentra el caballo está lleno de ratas atraídas por la comida que le tiran al animal y los roedores entran en casa de esta vecina. Además, la falta de mantenimiento hace que esta zona esté llena de excrementos lo que provoca fuertes olores. «Encima guardan las heces en cajas para usarlas como abono y esto hace que no se pueda salir a la terraza», relata la afectada.

Antes de instar al Defensor del Pueblo, esta vecina envió una reclamación al consistorio solicitando que un técnico examinara el estado de la vivienda por los posibles riesgos para su casa, con la que comparte pared medianera, y para los viandantes por poseer tejas sueltas.

El técnico municipal constató el mal estado de esta casa señalando que «no llega a estar la mitad en pie y con riesgo de que pudiera derrumbarse en caso de fuertes lluvias».

Por su parte, el Seprona de la Guardia Civil solicitó al dueño que aportara documentación del animal mientras que la Policía Local de Alginet también realizó un informe en el que detallaba que se le había impedido la entrada a la citada vivienda por lo que se presentó un recurso judicial para que se autorizase. Un recurso que fue archivado porque el ayuntamiento no subsanó los errores de forma.

Tras todos estos informes y meses que han transcurrido, el ayuntamiento ha abierto un procedimiento para determinar la existencia del animal dentro de la casa.

Mientras tanto, esta vecina que reside en pleno núcleo urbano de Alginet tiene que seguir conviviendo con las ratas y malos olores y con el peligro que supone el mantenimiento de una casa en mal estado hasta que la burocracia actúe.

Fotos

Vídeos