El museo de bellas artes de Xàtiva ya es una realidad

Instante de la inauguración de este espacio cultural. :: ana vicente /
Instante de la inauguración de este espacio cultural. :: ana vicente

La inversión de 4,4 millones cierra una década de obras en un espacio con los cuadros de Sorolla como atractivo para el visitante

ANA VICENTE

El nuevo museo de bellas artes de la Casa de l'Ensenyança de Xàtiva es, tras muchos años de trabajo, una realidad. Diez años de obras y una inversión de 4,4 millones sirvieron para que el proyecto fuera realidad un día especial también para el alcalde, Alfonso Rus, quien cumplía 37 años de casado y destacó el papel de las diferentes administraciones para impulsar este gran espacio cultural.

Y es que, desde que comenzaran las gestiones en el año 1984 hasta que el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, inaugurará durante la tarde de ayer estas instalaciones, han pasado 31 años en el que diversos responsables de Cultura en el ayuntamiento de la ciudad y directores de museo han puesto su granito de arena para que hoy, la capital de la Costera cuente con un nuevo museo dedicado a las bellas artes.

Los cuadros de Joaquín Sorolla, que casi nunca habían salido de la Diputación, fueron protagonistas en la tarde de ayer en un acto multitudinario en el que no faltaron halagos entre Fabra y Rus sobre sus respectivos campos de acción política.

Acompañaron a Fabra además del alcalde y presidente de la Diputación, la concejala de Cultura, María José Pla, y el director del museo, Ángel Velasco, así como diversos consellers, alcaldes de localidades vecinas y miembros de la corporación municipal.

Esta inauguración ha permitido desdoblar el museo de l'Almodí, que ahora aglutinará solamente piezas arqueológicas. Mientras tanto, el nuevo museo acogerá cuadros, retablos y esculturas, entre otros, así como el popular cuadro de Felipe V colgado hacia abajo como castigo por haber ordenado quemar la ciudad.

Para celebrar como es merecido la inauguración del nuevo museo de la Casa de l'Ensenyança se mostrarán, durante dos meses, 20 cuadros de Sorolla en la sala dedicada a las exposiciones temporales. Ya que, existe otro espacio que alberga la colección permanente.

Asimismo, la Casa de l'Ensenyança dispone de una sala de conferencias y de un espacio dedicado a la investigación.

Durante la tarde de ayer, las 500 primeras personas que pisaron el museo fueron obsequiadas con un libro que narra la historia de este emblemático edificio que ahora acoge el nuevo museo. La expectación fue máxima a la hora de acudir a este acto.

Además, se ha anunciado que para dinamizar su puesta en marcha, durante los dos primeros meses no se cobrará entrada. También se han establecido tres fines de semana con visitas guiadas y una visita nocturna.

 

Fotos

Vídeos