La ley de Urbanismo pone en peligro 120 construcciones en Ontinyent

Imagen del diseminado de Ontinyent. :: i.marsilla/
Imagen del diseminado de Ontinyent. :: i.marsilla

El equipo de gobierno acusa al PP de provocar esta situación en el diseminado por no apoyar las propuestas a la nueva normativa

A. VICENTE ONTINYENT.

Después de muchos años de polémicas y disputas, muchos vecinos del diseminado de Ontinyent siguen sin tener una solución para sus viviendas. El Consistorio de Ontinyent ha anunciado que está estudiando qué posibilidades quedan para continuar reivindicando una salida al problema de las casas de esta zona de la ciudad. «Si tenemos que aplicar la ley que el PP ha aprobado tendremos un destino bastante negro para todos estos expedientes», ha explicado la concejala de Territorio, Rebeca Torró.

En este sentido, la concejala del área ha señalado que el Ayuntamiento de Ontinyent propuso que en la nueva Ley Urbanística se incluyera la posibilidad de ordenar las construcciones existentes y no solo las consolidadas, pero la negativa del PP lleva a la demolición de las viviendas que no tienen la condición de consolidadas. Y es que, según Torró, existen alrededor de 120 infracciones de suelo no urbanizable y 90 de suelo urbanizable y que no todas son construcciones de viviendas, sino que también hay construcciones auxiliares.

Cabe recordar que el alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, y Torró, realizaron a la consellera Isabel Bonig tres propuestas a la nueva Ley de Urbanismo: ordenar todas las viviendas existentes, y no solamente las consolidadas, bonificar la sanción siempre que los instrumentos urbanísticos posibilitaran la legalización y ordenación de la construcción afectada, y hacer posible la suspensión de la orden de demolición mientras hubiera en redacción un instrumento de planeamiento. Y «ninguna de ellas fue recogida en el ante proyecto elaborado por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente».

Entonces, el Ayuntamiento transformó sus propuestas y enmiendas y las presentó a través del grupo socialista en las Corts. «En la comisión, los socialistas conseguimos que nos aprobaran la tercera propuesta, la posibilidad de suspender la orden de demolición mientras hay en redacción un instrumento de planeamiento, pero las otras dos propuestas, los diputados del PP las rechazaron».

Ahora, «el PP ha impedido en les Corts que la nueva Ley Urbanística Valenciana iniciara el camino para resolver, ahora sí, definitivamente, el problema del diseminado de Ontinyent». Así lo ha asegurado la concejala de Territorio quien ha añadido que «es un problema que existe en Ontinyent y en toda la Comunitat, pero que el PP no quiere resolver con transparencia y a través de una ley, que es como se resuelven los problemas en democracia y no con arreglos y a escondidas».

Torró ha insistido en que «el rechazo del PP en les Corts a las propuestas de Ontinyent a la nueva Ley de Urbanismo, aprobada la semana pasada, bloquea la solución de las casas construidas en suelo no urbanizable en el diseminado».

La edil también ha criticado el «desinterés» mostrado en este asunto por parte del actual portavoz del PP y exconcejal de Urbanismo, Filiberto Tortosa, «que ha estado más preocupado estas semanas en retrasar la apertura del albergue Perú, que en defender los intereses de Ontinyent».