Ontinyent planta palmeras resistentes al picudo rojo

A. TALAVERA

ontinyent. Las plagas de picudo rojo están acabando con la mayoría de las palmeras datileras y canarias de los jardines de los municipios de la Comunitat. Para evitar que esto suceda, el Ayuntamiento de Ontinyent plantará a partir del lunes 50 ejemplares e Washingtonia Robusta, resistentes a esta plaga.

Las palmeras han sido cedidas por un particular que ha preferido permanecer en el anonimato pero que el concejal del área, Manuel Cuesta, le ha agradecido «el gesto desinteresado, que nos ayudará a mejorar la imagen de nuestras zonas verdes sin coste para las arcas municipales».

Las palmeras, con una altura de unos cinco metros cada una, se utilizarán para decorar las rotondas y los alrededores del pont de Sant Vicent, que pese a ser una infraestructura de la Generalitat, «pensamos que debe tener una mejor presencia al ser uno de los accesos a la ciudad», ha comentado Cuesta. El resto de palmeras se plantarán en parques, jardines y zonas verdes de la ciudad.

El departamento de Medio Ambiente de Ontinyent realizó de forma previa a la cesión de las palmeras un informe sobre el grado de afectación de las Washingtonias Robustas por el picudo rojo. El resultado del informe es que sólo hay un caso de este tipo de ejemplar afectado por este insecto y los tratamientos fitosanitarios preventivos sólo se están aplicando a otros tipos de palmeras. Además, otro estudio señala que es una buena alternativa.