Enclaves oníricos y coloristas

Carlos Muñiz, Fumiko, Rafael del Castillo y su mujer Dorothy./
Carlos Muñiz, Fumiko, Rafael del Castillo y su mujer Dorothy.

Bienvenidos al pop-art ‘light’ de Fumiko Negishi. La pintora nipona presenta 20 obras de pequeño y gran formato hechas sobre tabla, seda y algodón. Las piezas expuestas cuestan entre los 800 y los 6.000 euros

MARTA PALACIOSValencia

Las blancas e impolutas paredes de Galería 4 pronto se llenaron de color. Una explosión de vida y alegría con un nombre propio, Fumiko Negishi. La artista nipona, a la que recordarán, seguro, tras demandar al artista valenciano Antonio de Felipe por la supuesta autoría de más de 200 obras firmadas por él, consiguió atraer hasta allí a multitud de rostros conocidos del panorama artístico y de la sociedad valenciana, todo ello con un objetivo: presentar sus Paisajes soñados. Ese es el título elegido para su primera exposición en nuestro país.

Los encargados de recibir a los invitados, a pie de galería, fueron la propia artista, junto a su pareja Carlos Muñiz de la Arena, y los galeristas Miguel y David Castillo. Todos ellos y un imponente retrato de Pedro J. Ramírez, sobre fondo naranja y acompañado por la figura de un león, que llamaba poderosamente la atención.

Atraídos por su técnica llegaron los artistas Claudio Zirotti y Trini García, Pepe Romero, M.ª José Torrente, Jordi Machí y Joan Antoni Rodríguez Roca Jarr.

La muestra, que para el que quiera verla se podrá visitar hasta el próximo 6 de marzo, está formada por un total de 20 lienzos de pequeño y gran formato. Pero ojo, que no son cualquier cosa. Y aquí va el dato. Las piezas, que están trabajadas en acrílico sobre tabla y sobre tela, como seda y algodón, tienen un precio que marea, pues el montante ronda entre los... pausa dramática... ¡800 y los 6.000 euros! Ejem, disculpe que no tenga calderilla suficiente en el monedero. La próxima vez será. Lo prometo.

A lo que vamos. La expectación era tal que la galería pronto se llenó hasta la bandera, hasta el punto de no quedar casi espacio para poder circular por sus pasillos. Entre grupos de asistentes se dejaron ver también, además de los anteriormente citados, Rafael del Castillo, que llegó acompañado por su mujer Dorothy, así como Pilar Marcellán, Jose Morales, el director de Moddos Josep Lozano, Toni Guerola y Ana Ramírez.

Y es que era de esperar, ya que tras más de diez años pintando de lo abstracto a lo concreto, Fumiko regresaba presentando su primera exposición recreando paisajes oníricos de un mundo flotante, en el que aparecen figuras inconcretas y manchas coloristas entre un blanco absorbente.

Seguiré con más conocidos, como los también artistas Pepe Lapasió, Miguel Oñate, Xus Francés o Lola Ramón, Arantxa Martínez Camacho y Augusto Belinchón.

La japonesa invitó a todos a recorrer sus sueños más personales, en donde muestra un pop-art light con iconos que crean diferentes paisajes llenos de belleza y dulzura con un carácter interpretativo que está totalmente abierto al espectador. Una serie de paisajes que dialogan entre sí sorprendiendo a todo aquel que los está viendo con el color, el agua, altavoces, lenguas mentirosas, círculos, manchas...

Fotos

Vídeos